LaRouche: Se enciende la batalla

19 de septiembre de 2008

18 de septiembre del 2008 (LPAC).— Como lo señaló anoche Lyndon LaRouche, nos encontramos en una situación apremiante. En el seno del Senado hoy tanto el senador Charles Schumer como la senadora Hillary Clinton abordaron el derrumbe financiero en marcha y presentaron propuestas para hacerle frente, contrarias a las de Bernanke y Paulson coludidos con la pandilla Pelosi-Rohatyn. El resultado no está decidido, pero la pelea se ha definido. Como planteó LaRouche, de un lado está la facción Pelosi-Rohatyn y del otro la raza humana. Hasta ahora no hay nada para nadie.

En su discurso de hoy, Charles Schumer propuso de manera explícita la creación de una Corporación Financiera de Reconstrucción (RFC, siglas en inglés), modelada en la creada por Franklin Delano Roosevelt, contraria a la Corporación Fiduciaria de Resolución (RTC, siglas en inglés) que promueve Henry Paulson y otros.

Asimismo, Hillary Clinton hizo una serie de propuestas en las que incluye de manera prominente revivir otra agencia de Roosevelt, la Corporación Crediticia de Propietarios de Vivienda (HOLC, siglas en ingles). Las medidas que propone ella frenarían la práctica especulativa de compraventa, proporciona apoyo a los propietarios de vivienda frente a los embargos y reafirma la supervisión federal. En una entrevista hoy con la CNBC, el ex presidente Bill Clinton discutió la propuesta de Hillary Clinton de "regresar a la Corporación Crediticia de Propietarios de Vivienda que fue un producto de la depresión. Eso en realidad produjo una ganancia para la población estadounidense al estabilizar lo que de otro modo era una corrida desastrosa en el mercado del financiamiento de casas".

A las 7 de la noche del jueves, Paulson se reunió con la presidenta del Congreso Nancy Pelosi y otros líderes congresionales para informales de su propuesta. Una vocera del Tesoro confirmó que en la reunión participaron también líderes de ambos partidos en el Congreso y que el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke acompañó a Paulson. El presidente de la Comisión de Valores Christopher Cox también participó en la reunión.

Todavía no se sabe con precisión qué ocurrió en esta reunión. La vocera del Tesoro, Brookly McLaughlin, informó después de la reunión que Paulson y Bernanke planean trabajar durante el fin de semana con el Congreso, obviamente con la facción Pelosi-Rohatyn del Partido Demócrata, como Dodd, Frank y Rahm Emanuel, a quien Lyndon LaRouche identificó como el cerdo en esto.

Temprano en el día, el Comité de Estudios Republicano, grupo con más de 100 legisladores conservadores, dio a conocer una carta en la que le piden a Bernanke y Paulson "abstenerse de conducir cualquier rescate adicional de firmas financieras grandes, financiado por el Gobierno. Estos colosales rescates financieros han expuesto a los contribuyentes a literalmente decenas de miles de millones de dólares de nuevos riesgos", y creado un "riesgo moral en el que se absuelve a las compañías, no se les castiga, por tomar riesgos excesivos".

Lyndon LaRouche comentó que ésta era una "posición sensata" y nada mala como una reacción refleja.

El líder de la minoría en el Congreso, el republicano de Ohio John Boehner, dijo a los periodistas hoy que el gobierno de Bush "se negó" a enviar a alguien al Capitolio a reunirse con el Comité de Estudios Republicano que encabeza el congresista Hensarling. "Yo y todos mis colegas estamos aquí en el Capitolio preocupados ante la falta de información, y la falta de consultas que ha ocurrido. Nosotros somos una rama separada de nuestro gobierno. Los miembros tenemos derecho a la información".

Al escuchar de la negativa del gobierno de Bush a reunirse con su propio partido en el Congreso, Lyndon LaRouche dijo: "Algunos calificarían esto como un alto grado de corrupción. Uno odia acusar de fraude al Presidente, porque simplemente puede que esté siendo estúpido de nuevo. Uno tiene que darle reconocimiento por ser estúpido. El no está del todo allí. Seguido uno pensaría que estaba intoxicado por la forma que actúa".

Ahora que la batalla, que nosotros hemos catalizado, está en marcha, dependerá de la mobilización de la población estadounidense que haga el Comité de Acción Política de LaRouche.