Mentiras y grabaciones: En el Morgan Chase se jactan de realizar una reestructuración fascista del sistema financiero.

27 de octubre de 2008

26 de octubre de 2008 (LPAC).— No es ningún secreto que el secretario del Tesoro Henry Paulson emplea sus facultades dictatoriales de rescate bancario para imponer una consolidación corporativista fascista sobre el sistema bancario de Estados Unidos; pero ahora es un ejecutivo de J.P. Morgan Chase quien lo admite. El periodista Joe Nocera del New York Times se coló el 17 de octubre a una conferencia telefónica bancaria interna y reporta que un ejecutivo del Morgan Chase planeaba usar los $25,000 millones de dólares que van a obtener del plan de salvataje del Tesoro para comprar más bancos menores pero en mejores condiciones, a precios de gallina flaca.

Paulson y sus comisionados han sostenido públicamente que esperan que los bancos usen el dinero que les están dando para hacer préstamos que ayuden a "Main Street" (gente común en contraposición a "Wall Street"); pero eso no son más que mentiras para el consumo público, mientras que en otros vericuetos menos públicos admiten que los fondos se usarán para forzar a los bancos en quiebra para que se vendan a precios de ganga a instituciones selectas.

"Yo no asumiría que hemos terminado el negocio de las adquisiciones [de otros bancos] debido a las fusiones del Washington Mutual y Bear Stearns" dice el ejecutivo según cita de Nocera. "Yo creo que van a haber grandes oportunidades para que crezcamos en este ambiente, y creo que tenemos la oportunidad de usar esos $25,000 millones de esa manera". Nocera no quiso proporcionar el nombre del sujeto.

Morgan Chase es la última encarnación de J.P. Morgan and Company, otrora el banco más poderoso de los Estados Unidos. Fue fundado como el brazo estadounidense de un banco de Londres, y sigue siendo parte fundamental de los planes británicos para apoderarse del sistema bancario estadounidense.