Joe Stiglitz respalda el plan fascista de una moneda global keynesiana, con infraestructura verde

9 de noviembre de 2008

7 de noviembre de 2008 (LPAC).— Joe Stiglitz, el exjefe de economistas del Banco Mundial, quien alega ser el mejor amigo del Tercer Mundo, pero cuyas intenciones autoconfesas son "hacer que la globalización funcione" (es decir, hacer que funcione el neocolonialismo) le dijo al periódico japonés Asahi Shimbun que el nuevo Bretton Woods no debe seguir el diseño de Roosevelt, sino que se tiene que basar en la propuesta original de Keynes de una divisa universal, el "bancor", para acabar con las soberanías nacionales de una vez por todas. Se acabó el papel del dólar como principal moneda de reserva, dijo Stiglitz, pero "cambiar de una reserva en dólares a una reserva de tres divisas podría llevar a un sistema más inestable. Necesitamos un sistema global de reservas". A una pregunta directa de Asahi directamente de si se refería a la propuesta de John Maynard Keynes en la conferencia de Bretton Woods en 1944 de una "unidad monetaria mundial llamada Bancor" Stiglitz respondió "exactamente". El último libro de Stiglitz "Hacer que funcione la globalización" argumenta a favor de una política monetaria internacional que controle esta divisa mundial en contra de las injerencias de gobiernos soberanos, así como tambien una política verde que imponga el genocidio verde para salvar al planeta del mítico calentamiento global.

El reportero japones tambien le preguntó sobre cómo sería el paquete de estímulo democrático, haciendo el interesante comentario de que "cuando habla usted de infraestructura, esto solía referirse a carreteras y puentes y grandes presas" pero ahora todo está orientado hacia el calentamiento global. Stiglitz estuvo de acuerdo, destacando que Nancy Pelosi "quiere mucho usar la tecnología verde. Lo que los demócratas quieren hacer es reinventar la economía norteamericana para hacerla verde". Esta es una maniobra inteligente, dijo Stiglitz, dado que "nos vamos a situar, tecnológicamente hablando, a la cabeza del mundo... y queremos un programa masivo en la investigación que los ponga a la cabeza". Molinos de viento y etanol "Made in USA", mientras que millones mueren...

Stiglitz reconoció que el "neoliberalismo está muerto" y que "septiembre del 2008 debe ser para el neoliberalismo y los fundamentalistas del mercado lo que la caida del Muro de Berlín fue para el comunismo", describiendo la política de Bush como "asistencialismo corporativo, tratanto de ayudar a las corporaciones, no a las personas". Pero esencialmente suscribió la locura del salvataje alegando que "hubiera sido peor si no hubiéramos hechos nada" aunque "se diseño pobremente". Y de cualquier forma, entonó, esta crisis no va a ser tan mala como la de los 1930, dado que "tenemos una economía más orientada hacia los servicios" asi que habrá menos desempleo. También insistió que no debe hacerse nada hasta que Obama tome posesión el próximo año: "tenemos que actuar rápidamente, pero no podemos" dijo, porque Bush es un incapaz.

Eso es lo que dice el premio Nobel en economía, un premio que lo vuelve a uno (como dice LaRouche) un idiota CERTIFICADO.