El Washington Post exige condicionalidades tipo FMI contra la industria automotriz de E.U.

15 de noviembre de 2008

15 de noviembre de 2008 (LPAC).- En un editorial titulado No Free Lunch (Comida gratis, No), que refleja el carácter antiobrero, si no es que antihumano, propio de su visión feudal, el Washington Post dice que el Congreso federal tiene que fijar condiciones estilo FMI a la industria automotriz para asegurarse de que no tengan comida gratis, antes de hacerle cualquier préstamo. De hecho, la historia nos enseña que las condiciones del FMI han dejado a millones de personas en diferentes países sin "comida y sin cena" en lo absoluto. El editorial destaca que lo que se necesita es un dilema para el gobierno, dado que la red de proveedores, comerciantes y negocios locales que dependen de la GM y de otras manufactureras automotrices podrían representar hasta miles de empleos. Sin embargo, la realidad es que si se hunde cualquiera de estos gigantes automotrices, habrá por lo menos 2.5 millones de norteamericanos desempleados más.

Con el fin de resolver el dilema que enfrenta el gobierno, el Washington Post destaca que "cuando el Fondo Monetario Internacional (FMI) le presta dinero a países necesitados de efectivo, les exige una revisión total de sus impuestos y su política de gastos para asegurarse de que le van a pagar al FMI y de que esos países no van a continuar con sus malos hábitos. Las consecuencias podrían ser dolorosas para los ciudadanos de esos países, pero la alternativa —la indigencia nacional— es peor, asi que por lo general los países aceptan. Es más, el ejemplo disuade a otros de incurrir, en primer lugar, en malos manejos de sus asuntos. El Congreso tiene que actuar como el FMI con la GM y otros".