Como Drácula, el FMI chupa sangre

17 de noviembre de 2008

17 de noviembre de 2008 (LPAC).- Para regodeo de Londres, crece la cola de paises que se están viendo forzados a formarse para ser sacrificados en el matadero del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Uno de los últimos es la pequeña nación de Islandia, que ayer aceptó las condiciones necesarias para recibir $2.1 mil millones en préstamos del FMI, entre ellas compensar a los ahorradores individuales británicos y holandeses por sus pérdidas personales en el desplome del banco por internet Icesave, que le costará a Islandia unos $5 mil millones. ¡Escuchó usted bien! Islandia va a desembolsar $5 mil millones a cambio de recibir $2.1 mil millones! Si Islandia se comporta, es posible que también reciba préstamos holandeses y estadounidenses financiados por los británicos. El siguiente punto en la agenda sería que Islandia se uniera a la Unión Europea (UE) y posiblemente a la zona del euro.

Paquistán también está siendo desangrado por el FMI... y por la guerra regional actual en Afganistán. Desde el 2004, la "guerra al terrorismo" les ha costado más de Rs 2 trillones -unos $33 mil millones—informó ayer el ministerio de Finanzas. Paquistán es una nación de 165 millones de habitantes, en donde dos terceras partes de la población vive con el equivalente de menos de $2 dólares diarios —la definición oficial de "pobreza". La inflación es ahora de 25% y el FMi está exigiendo más impuestos, incluyendo impuestos a la agricultura. La rupia se ha depreciado un 23% frente al dólar este año, elevando hasta las nubes los costos del petroleo y otras importaciones. Paquistán está nominado para recibir unos patéticos $7.6 mil millones del FMI entre este año y el siguiente, especialmente para ayudarle al pais a que cumpla con sus pagos de deuda externa en febrero.

Serbia también está programada para recibir un préstamo del FMI por $4 mil millones de dólares, a cambio de recortes en el presupuesto federal. Svenska Dagbladet advierte hoy que el PNB de Serbia podría colapsarse en un 50% el próximo año.

Bielorusia está en un estira y afloja con el FMI, amenazando con salirse del FMI si éste se niega a autorizarles un préstamo por $2 mil millones. El presidente Aleksandr Lukashenko le dijo al Wall Street Journal: "Ya antes sobrevivimos sin los préstamos del FMI, durante tiempos severísimos... Si nos lo niegan ahora... ¿por qué habríamos de cooperar?".