Olor a suicidio en el aire en el Imperio Británico

19 de noviembre de 2008

17 de noviembre de 2008 (LPAC).- Con la libra esterlina hundiendose hasta el sótano y lo que queda de su economía en desplome, los británicos están en serios problemas, problemas ocasionados por sus propias políticas financieras imperiales rapaces. El Imperio Británico, como lo advirtió Lyndon LaRouche, está cometiendo un suicidio en sus esfuerzos por eliminar el sistema de estados nacionales como rival por el poder político. La prensa británica nunca diría esto directamente asi que en vez de esto nos dan una versión diluida, alegando que el olor horrible que permea las islas británicas no es más que un soplo de Islandia. La misma Islandia que, incidentalmente, fue saqueada hasta los huesos por los fondos compensatorios y otros especuladores británicos, y después fue declarada estado terrorista por los británicos cuando no pudieron cubrir sus obligaciones y ahora están siendo arrojados a los brazos mortíferos del FMI.

Entre los informes diluidos de hoy se cuentan:

* La Confederación Industrial Británica (CIB) predijo hoy que se profundizará la "recesión" de Gran Bretaña, con el desempleo alcanzando los 2.86 millones en dos años, en la peor recesión en 20 años. La CIB también predijo una contracción de la economía en 0.3% este año, con el desempleo aumentando de 1.82 millones a 2 millones para la Navidad

* El Daily Telegraph de hoy, comentando sobre una posible corrida en contra de la libra esterlina, escribe: "En términos simples, en el Reino Unido se siente un aire de Islandia". En el desplome de los bancos privados de Islandia sus obligaciones internacionales eran 7 veces mayores que el PNB, mientras que las obligaciones internacionales de los bancos británicos son tres veces el PIB del Reino Unido. De hecho, sus obligaciones son $ 381 mil millones de dólares más que sus activos. Encima de esto, tienen enormes activos en esterlinas que se están depreciando junto con la moneda, que se ha desplomado un 25%, pasando de un pico de $2.07 de dólares por libra, al actual $1.48. En cuanto al esquema de garantías bancarias de Gordon Brown de 250 mil millones de libras, esto se extiende también a las obligaciones con divisas extranjeras. Mientras que las propias reservas del gobierno de divisas extranjeras son "patéticamente pequeñas" (25 mil millones de libras)

* Encima de esto, Gran Bretaña tiene un gran déficit comercial que es un 3% del PIB, lo que requiere que pidan prestados 40 mil millones de libras para taponar el déficito que podría llegar al 5% del PIB el próximo año. No solamente habrá más reticencia en el extrajero a financiar el déficit sino que los inversionistas británicos también lo estarán porque buscarán divisas más duras.

* El Independent tiene un artículo similar titulado, "Otra crisis monetaria británica; es suficiente para hacerte sentir nostálgico", en referencia a las crisis anteriores de la libra esterlina en 1956 y 1970. El artículo destaca el punto obvio de que el dinero caliente que estaba entrando en el Reino Unido para financiar su propia burbuja hipotecaria, ahora se está yendo y no es probable que regrese, no solamente debido al desplome de esa burbuja sino debido a la baja en las tasas de interés en Gran Bretaña, que ahora están entre las más bajas del mundo. El desplome de la libra no le ayudará a los exportadores por la razón simple de que el sector exportador se desplomó tanto durante los años de la burbuja, que ahora no existen las bases para un boom exportador.