Soros a China: vuelvanse verdes, financien al FMI y regresen a Keynes de los 1930

22 de noviembre de 2008

21 de noviembre de 2008 (LPAC).— George Soros, quien fue arrojado de China por financiar un intento de "cambio de régimen" en 1989, desafortunadamente se le dió espacio en una entrevista en el periodico sobre economia de China, Caijing el 1 de noviembre, en donde trata de difundir a Keynes y el fascismo verde. Soros admite haber perdido grandes cantidades en sus especulaciones en Asia y Sudoeste asiático: "Yo creí que China e India y los estados del Golfo iban a ser inmunes a la crisis, pero no lo fueron. Esa ha sido una fuente de pérdidas para mi, un montón de dinero".

Pero se van a cubrir sus apuestas, dijo, si China pone en práctica tres cosas: "reformas" económicas y políticas; rescate del FMI para que salve el sistema bancario; y volverse "verdes". China, dijo, tiene que llevar a cabo estímulos que estén "dirigidos a estimular la inversión para evitar el calentamiento global, porque este es un problema que está enfrentando el mundo. Yo espero que tanto EU como China introduzcan ahorros energéticos y generación de energía alternativas como una forma de estimular la economía, porque eso es lo que se necesita para salir de esta recesión global".

Soros también puso al descubierto sus propias proclividades fascistas: "Estamos de regreso a Keynes" dijo. "El tuvo las ideas correctas para los 1930, y estas ideas han regresado de manera cíclica, y son las correctas para el siglo 21". Keynes, por supuesto, admitió en los 1930 que sus políticas se podían llevar a cabo mejor con una dictadura fascista como la de Alemania bajo Hitler y después peleó en contra de las propuestas anticolonialistas de Franklin Roosevelt en el período de la posguerra, a favor del Imperio revivido y de 30 años de guerras genocidas por toda Asia.