Rangel le responde al New York Times y a la arpía de Pelosi

5 de diciembre de 2008

5 de diciembre de 2008 (LPAC).— Continúa la pelea del congresista Charles Rangel para mantener la presidencia de la Comisión de Administración y Presupuesto en contra de los esfuerzos de la facción de financieros fascistas para sacarlo, encabezada por el lacayo de Rohatyn, Nancy Pelosi, después del contrataque de Rangel del 2 de diciembre en The Hill sobre los alegatos epopéyicos del New York Times sobre conflictos de interés de Rangel. El 3 de diciembre, el New York Times online publica una carta de Rangel, acusando que "los últimos artículos inflamatorios de David Kocieniewski intentando ligar mi posición sobre una legislación impositiva retroactiva que afecta a compañías norteamericanas incorporadas en el exterior con el apoyo al Centro Rangel en C.C.N.Y., del que se hace eco un editorial reciente, refleja una ceguera deliberada sobre la historia de esta legislación y una ignorancia fundamental del proceso legislativo que la produce". Rangel afirma categóricamente,"contrario a los reportajes del Times, no tuve nada que ver en conservar la exención fiscal para las Industrias Nabor". El Times responde con 9 pies de página a la carta de Rangel, alegando que ellos no omitieron hechos pertinentes (solo los enterraron en la historia epopéyica —ed.) y por lo demás se aferran a su versión de la ruta que tomó esta legislación. El Times justicia la omisión de los comentarios del abogado fiscal en jefe de la Comisión de Administración y Presupuesto, John Buckley, a quien Rangel autorizó para que hablara con el Times, diciendo que los alegatos de Buckley "ya los habían tratado ya sea los abogados del señor Rangel, contradiciendo directamente nuestro reportaje, o ambos".

Simultáneamente, el cabildero de Nabors, Ken Kies, un republicano y uno de los cabilderos fiscales más prominentes en Washington, calificó la historia del New York Times "completamente falsa", según un artículo en The Hill del 2 de diciembre.

Rangel también acorraló a Pelosi, ya tratandose de zafar de las preguntas de los reporteros sobre cómo "sabía" ella que la investigación ultrasecreta de Rangel de la Comisión sobre Etica se iba a terminar el 3 de enero, diciendole a la prensa que Pelosi "me dijo a mí que yo era su presidente para la Comisión de Administración y Presupuesto por el tiempo que yo quisiera", según The Hill del 3 de diciembre. Presionada contr la pared sobre si iba a sacar a Rangel, Pelosi se vió forzada a decirle a los reporteros el lunes que "yo no preveo eso".

Rangel es un estorbo en el camino del saqueo estilo fascista de los financieros del dinero de los contribuyentes norteamericanos. Hoy, nueve demócratas en la Comisión de Administración y Presupuesto, con el congresista Lloyd Doggett (D-Tex) como punta de lanza, están encabezando una campaña para repeler el dictamen del 30 de septiembre del Departamento del Tesoro -a espaldas del Congreso- en donde se exentaba a los bancos de una disposición del IRS que impedia que las compañías redujeran sus cargas fiscales comprando compañías con pérdidas en su contabilidad y después contabilizaran esas pérdidas como propias. Fue esta disposición lo que volvió deseable para Wells Fargo apoderarse de Wachovia, y pretendiendo que era un ahorro para los contribuyentes, el Tesoro escogió a Well Fargo por sobre el Citibank. Aunque Rangel no firmó la carta, sí la firmaron 9 de los 21 demócratas en la Comisión de Administración y Presupuesto.