LaRouche: Ya no es un conflicto de La Franja de Gaza

9 de enero de 2009

7 de enero de 2009 (LPAC).— Aunque el mundo entero presencia que la masacre de Gaza se vuelve cada vez más sangrienta, los llamados informes de prensa que le acompañan alegan que ya está a la vuelta de la esquina algún acuerdo que pondrá todo esto en el pasado. ¡Nada de eso!

"Lo fundamental que debemos tener presente" dijo Lyndon LaRouche esta tarde, "es que esta cosa no va a terminar. La intención era encender un fuego que no se pudiera extinguir. Las partes involucradas en esto no están dispuestas a esto, ya sea en Israel u otro lugar. En esto está la 'mano sangrienta'. Esto es ahora la mecha para el conflicto; ya no es un conflicto en la Franja de Gaza; es un conflicto internacional. Alguien encendió la mecha, y la mecha sigue ardiendo y nadie quita la bomba. Eso es lo fundamental que tenemos que hacerle entender a la población. Esto no tiene fin; esto no es algo que simplemente sucedió; es algo que nunca debió haber empezado".

"Los israelies recibieron presiones enormes para que hicieran esto", continuó, "y la presión vino en parte de Estados Unidos. Desde hace un año se sabía de esta operación. Fue un homicidio planeado, y uno de los motivos de los israelíes fue tratar de negar el hecho de que habían sido derrotados en su guerra en el Líbano en el 2006. Ellos perdieron esa guerra, y quieren pretender que no. 'No nos digan que perdimos la guerra'. Bueno, pues PERDIERON esa guerra; nunca debieron haberla iniciado. ¡Tambien van a perder ésta!

"Y por supuesto, Cheney y compañía, que son británicos, son totalmente culpables en toda esta cosa" agregó LaRouche.

"Los británicos la planearon; es una Sykes-Picot; no tiene nada de misterioso" concluyó. "Pero el problema que tenemos es que la gente sigue viviendo en un universo cartesiano, y no creen en la realidad".