Abraham Lincoln reemplaza a Winston Churchill en la Casa Blanca

2 de febrero de 2009

2 de febrero de 2009 (LPAC).— Por 8 años, un busto de bronce del enemigo de Franklin Roosevelt, el ex primer ministro británico Winston Churchill, permaneció en la oficina oval de George Bush. Se lo había dado Tony Blair, como "símbolo de la relación especial perdurable con los Estados Unidos". Poco después de la toma de posesión de Barack Obama se removió y se envió al almacén. El Times Online reporta que "fotografías recientes muestran que se colocó un busto de Abraham Lincoln, uno de los héroes del nuevo presidente, para tomar la posición que antes ocupaba Churchill".

"El señor Obama ha dado muy pocas muestras de la anglofilia que llevó a su predecesor a salpicar sus discursos con citas de Churchill" observa el Times. "En vez de esto, se ha sugerido que tiene motivos para desdeñar al exprimer ministro". Esto se refiere al hecho de que en 1952, Churchill declaró una emergencia en Kenia, y envió tropas para aplastar a la contrapandilla Mau Mau, que los mismos británicos habían creado. El abuelo del presidente Obama fue uno de los muchos kenianos detenidos sin juicio y torturados por los británicos.

El historiador británico Tristram Hunt sugirió que quizá los británicos le pueden proporcionar al presidente una obra para conmemorar el 200 aniversario de la muerte de Tomas Paine, dado que era británico por nacimiento y uno de los "padres de la Revolución Americana" y que Obama citó en su discurso de toma de posesión.