Ministro de defensa de México enfrenta a los carteles de la droga; la Armada mejora sus dispositivos satelitales

13 de febrero de 2009

11 de febrero de 2009 (LPAC).— En el aniversario del "Día de la Lealtad" en México, el secretario de la Defensa Nacional, general Guillermo Galván, hizo un conmovedor llamado a la unidad nacional para combatir los carteles de la droga que amenazan la existencia de México como nación soberana. Asímismo, dejó en claro que las Fuerzas Armadas son y serán, el componente central de la defensa de la República Mexicana. Seguramente el nazi Soros reculó.

Una semana después del brutal asesinato el pasado 2 de febrero del prominente general Mauro Tello Quiñónes a manos de asesinos del cartel, Galván afirmó que los ataques del crimen organizado amenazan la existencia misma de México. No es diferente a la amenaza a la nación y a las instituciones que enfrentó México en febrero de 1913, cuando los traidores a la Revolución Mexicana conspiraron para derrocar al héroe de la revolución, el presidente electo Francisco Madero, con el respaldo de "sórdidos intereses internos y extranjeros".

El 9 de febrero de hace noventa y seis años, dijo Galván, Madero marchó valientemente a Palacio Nacional para confrontar a los organizadores del golpe de estado, acompañado de los cadetes de la Academia Militar, que marcharon con él. Al escoltar a Madero, agregó Galván, estos cadetes estaban también "escoltando" —protegiendo- a México mismo, justo como las orgullosas Fuerzas Armadas lo hacen hoy, y continuarán haciéndolo, para defender "la seguridad interna, y la integridad, independencia y soberanía de la nación", siempre en cumplimiento de la Constitución.

Galván fue el único orador en una ceremonia donde estaban el presidente Felipe Calderón, legisladores, magistrados de la Corte Suprema de Justicia, y otros. Madero sacrificó su vida por México, dijo, y "promovió la unidad nacional para hacerle frente a los avatares posrevolucionarios, más serios e inciertos". Los mexicanos hoy, dijo, no podemos hacer menos.

Se tiene que combatir al crimen organizado "con toda la fuerza del Estado" continuó el general, "y enfrentar a quienes amenazan la paz interna, nos involucra a todos nosotros... la Patria exige una sólida y permanente unidad nacional, una amalgama de hombres y mujeres leales a ella, y totalmente identificados con...el bien común".

Nuestra nación, explicó Galván, "es un estado promisorio". Pero para cumplir esa promesa, "erradiquemos a quienes obstruyen nuestros sanos y legítimos deseos de vivir mejor... y exiliemos, sin excepciones, a quienes juegan con el miedo para volverse ricos, y que le roban a los mexicanos una existencia diaria normal".

"Nuestro espíritu está revitalizado, nuestra moral es inquebrantable" concluyó el general. "Nadie nos intimidará, y nadie nos habrá de parar. Al igual que ese 9 de febrero a principios del siglo pasado, nosotros, las Fuerzas Armadas, continuaremos escoltando a México".

Por otra parte, según informes de la prensa mexicana de las últimas dos semanas, México ha estado buscando mejorar su ya exitoso uso de imágenes via satélite para identificar con precisión donde atacar al narcotráfico. La Armada de México está en negociaciones con tres compañías estadounidenses para contratar los servicios satelitales para vigilancia estratégica, combate al narcotráfico y seguridad interna.

Los comandantes de la Armada con responsabilidad en el manejo del sistema Spot ERMEXS que ha estado funcionando en México desde 2004, recibiendo imágenes en la Secretaria de la Marina Nacional, dijeron que las imágenes nuevas mejorarán significativamente la capacidad de México para ver el territorio nacional en su totalidad.

"Con la generación de imágenes de una calidad superior, podemos definir los detalles y analizar áreas específicas de interés relacionadas con los movimientos y la situación del crimen organizado, los movimientos de los cárteles de las drogas" dijeron fuentes de la Armada al periódico mexicano El Universal.

En los dos últimos años, el sistema Spot ERMEXS le ha permitido a la Armada detectar los cambios en las zonas de cultivo de amapola y marihuana, localizando nuevos plantíos en los estados de Nayarit y Jalisco, por ejemplo, donde antes no se sembraba. Un ejemplo de esto es la erradicación de amapola en Nayarit que llevó a cabo la Armada hace unas cuantas semanas.