El nazi principe Carlos lanza campaña en contra de Obama

9 de marzo de 2009

8 de marzo de 2009 (LPAC).— El plan de guerra en marcha de los británicos para destruir Estados Unidos y el estado nacional erró de nuevo. Fuentes de alto nivel en el despacho de Relaciones Exteriores y de la Mancomunidad británica (FCO, por sus siglas en inglés) le dijeron al Daily Telegraph de Londres que Gordon Brown quiere usar el "elevado rol de estadista internacional" del príncipe Carlos para promover la política económica fascista con base al calentamiento global y las burbujas financieras sobre la comercialización de los bonos de carbono. La fuente de alto nivel del FCO, que pudo haber sido el controlador de George Soros, Mark Malloch-Brown, le dijo al Telegraph que el loco Charlie "se reunirá con Barack Obama cuando el nuevo presidente de Estados Unidos visite Gran Bretaña el mes próximo para la cumbre del G-20". Por lo pronto, el principe Carlos pronunciará un discurso de apertura en Rio de Janeiro, el 12 de marzo, en donde advertirá "tenemos solo 100 meses [poniendo de blanco los ocho años de la presidencia de Obama] para salvar al mundo!".

El Telegraph destaca: "Es el despacho de Relaciones Exteriores y la Mancomunidad (FCO), no el príncipe, quien escoge los lugares de su gira real, y se considera a América del Sur como una plataforma ideal para su perspectiva". Las fuentes de la FCO británicas dicen que el gobierno de Gordon Brown quiere usar más los contactos de Carlos en la plaltaforma internacional, y su pasión por el genocidio disfrazado dizque para impedir el "cambio climático", un fraude inventado por los británicos.

Carlos empezó hoy su gira de diez dias por Iberoamérica, que lo llevará a Brasil, Chile y Ecuador. En Brasil, Carlos usará como telón de fondo el bosque tropical más grande del mundo para exigir el programa del cambio climático que buscarán 170 gobiernos en diciembre en Copenhague.

El Telegraph reporta con franqueza los planes británicos para sabotear cualquier discusión económica real en la reunión de los dirigentes del G-20 en Londres en abril, destacando que "la intervención [de Carlos] ayudará a poner el medio ambiente en primer lugar del programa político previo a la reunión de los dirigentes del G-20 en Londres". [El gobierno de Obama y otras naciones involucradas ya han rechazado específicamente esta orientación para la reunión del G-20, cuyo tema central es la crisis económica mundial.]

En la gira por Iberoamérica, Carlos "tendrá un papel elevado como estadista internacional que trabaja a nombre del gobierno para apoyar los intereses británicos en asuntos claves".

También van a azuzar a Carlos contra el Presidente Obama druante la reunión del G-20, informa el Telegraph, como una señal del papel elevado de Carlos: "Se reunirán en la recepción en el Palacio de Buckingham, o quizá antes, cuando se espera que el príncipe plantee los temas sobre el cambio climático al Presidente".

El despacho de Relaciones Exteriores y de la Mancomunidad británica resumió la utilidad del príncipe Carlos para el programa genocida británico de la siguiente manera: "El compromiso del príncipe con el desarrollo sustentable está bastante en línea con una de nuestras principales prioridades".