LaRouche: Por qué se ha derrumbado de repente la popularidad del Presidente Obama

26 de marzo de 2009

24 de marzo de 2009 (LPAC).— Lyndon LaRouche advirtió hoy que al Presidente Barack Obama lo están embaucando algunos de sus asesaores dizque económicos promienentes, y las consecuencias podrían ser el acabose prematuro de su presidencia, y una conmoción financiera global, que echaría abajo todo el sistema. "Esta es la razón de por qué, en las últimas 48 horas, desde que se anunció la última estafa de rescate financiero, se ha desplomado el índice de popularidad del Presidente Obama entre la población estadounidense. Es producto del aparante apoyo del Presidente a la peor estafa de rescate todavia por verse", explicó LaRouche.

"Para mi es claro" advirtió LaRouche, "que todo el sistema financiero global está irremediablemente en quiebra, y que el comportamiento de algunos funcionarios estadounidenses claves, entre ellos Larry Summers, Nancy Pelosi y Barney Frank es equivalente a la traición". LaRouche explicó: "Claramente el Presidente no está preparado para hacerle frente a este horrendo desplome monetario y financiero que él heredó, y lo están embaucando para que suscriba políticas que solo garantizarán que estalle todo el sistema. De otra manera, el presidente Obama nunca hubiera aceptado esta estafa anunciada ayer por su Secretario del Tesoro, Tim Geithner. No se puede resolver la peor crisis monetaria y financiera en la historia moderna entregándole las llaves del sistema bancario —a costa de los contribuyentes— a unos fondos compensatorios ladrones. ¿Está preparado el Presidente para dilapidar otros $6 billones de dinero de los contribuyentes entre hoy y el 15 de abril? Eso es lo que va a significar el plan anunciado ayer por el Secretario Geithner".

"Yo sé", continuó LaRouche, "que Geithner no es el único autor de la estafa. El es el medio por el cual se puso a flote esta artimaña. No tengo ninguna duda de que, en última instancia, este plan fue incubado en Londres, que se arriesga a perderlo todo si se clausura el imperio de fondos compensatorios extraterritoriales. Asi que, no se trata de un error bien intencionado. Se trata de una política que tiene la intención de destruir a Estados Unidos por completo. Viene de la oligarquía financiera con centro en Londres que está desplegada para acabar con Estados Unidos, más allá de toda salvación. Y personas como la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi y el presidente de la comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes Barney Frank son plenamente cómplices de esta campaña traidora. Para ellos, y para personas como Larry Summers, su complicidad con estos actos es equivalente a la traición. Si se permite que el plan que anunció el lunes el Secretario Geithner, siga adelante, esto puede ser el detonador del crac del sistema financiero global completo. Esto no solo quebraría a Estados Unidos. Quebrará al mundo entero".

LaRouche concluyó: "Sin duda, el Presidente Obama es bien intencionado, pero lo han engañado. Si esto continúa, los Estados Unidos estarán acabados. No deseo ver que esto suceda. No deseo ver que papeles que en los libros contables de los bancos no valen nada, o casi nada, sean comprados con dólares de los contribuyentes a 80 o 90 centavos por cada dólar, y se entreguen como activos a los mismos fondos compensatorios de ultramar que tuvieron un papel medular en hacer que se desatara esta crisis. Estoy hablando en términos francos, porque esmucho lo que está en riesgo, y nada que no sea toda la verdad va a servir a las necesidades del Presidente en este momento".