Mensaje de emergencia de Lyndon LaRouche al Presidente y al pueblo de Estados Unidos

27 de marzo de 2009

LaRouchePAC, 26 de marzo de 2009, 4 p.m. (EDT)

Lyndon LaRouche emitió el siguiente mensaje de emergencia mediante un video colocado en el portal de Lyndon LaRouche Political Action Committee, [a:href="http:\/\/www.larouchepac.com\/node\/9757";target=_blank]http://www.larouchepac.com/node/9757[/a], disponible en español en [a:href="http:\/\/espanol.larouchepac.com\/node\/11512 "]http://espanol.larouchepac.com/node/11512 [/a]

LYNDON LAROUCHE: Ustedes recordarán que yo fui la única persona, el 25 de julio de 2007, que advirtió exactamente lo que ha sucedido a la economía mundial desde entonces. Ahora bien, más recientemente, unos pocos economistas prominentes han salido, a su propio modo, en apoyo de opiniones que coinciden con la mía. Digo como experto, a diferencia de la gente que decía lo contrario en los años anteriores, que estas medidas, que le han metido con engaño al Presidente de Estados Unidos, pueden hundir a los Estados Unidos y a su Presidencia muy rápidamente. No hay forma en que el Presidente pueda contar con sobrevivir, políticamente, con esas medidas, ni siquiera en el plazo relativamente corto. Primero que todo, son incompetentes, son anticonstitucionales, y destruirán a los Estados Unidos. Y la gente —no los liberales a quienes escucha, los liberales mejor pagados— los ciudadanos comunes, el 60% a 70% de la población de menores ingresos, se va a voltear en su contra duramente, si no abandona esa política insensata.

Hay una solución, y siempre ha habido una solución, desde que yo la especifiqué entre el 25 de julio de 2007 y septiembre de 2007: Someter a todo el sistema a una reorganización por bancarrota. ¡Sacar toda la basura y tirarla! Reconstuir los bancos de acuerdo a las normas Glass-Steagall. Rescatar a los bancos. ¡No rescatar a los acreedores! Rescatar a los bancos, proporcionándoles crédito, que les permita recuperar su solvencia.

¡No le compren su parte a los especuladores! ¡No sobornen a los especuladores! O si no, no va a seguir siendo Presidente, señor Presidente.

He estado haciendo todo lo que pueda para ayudarle a sobrevivir como Presidente y tenga éxito. Pero esto, este error que ha cometido ahora, por mal consejo, ¡por asesoría incompetente!, puede hundirlo a usted y hundir la Presidencia, y hundir a los Estados Unidos. Porque si usted sucumbe ahora, Estados Unidos van a sucumbir con usted. Y usted se va a hacer cada vez más impopular en los próximos días y semanas. Entonces, cambie ahora. Abandone esa política que es inconstitucional en todo caso. Y no solo es anticonstitucional, ¡es inmoral!

Sea un Presidente moral: ¡Rechace esto! Y estoy seguro de que usted verá que la gran mayoría de los ciudadanos estadounidenses vendrán en su ayuda, si usted lo hace.

Termine con eso, señor Presidente, es un error terrible.

Yo soy el experto: Soy el experto mejor calificado. Si, hay otras personas que concuerdan conmigo, más o menos, entre la gente promiente de hoy. Pero yo soy el experto, y le digo: No cometa este error. Es como un suicido político. ¡Deténgalo, ahora!