Larry Summers bajo un ataque bien merecido

8 de abril de 2009

8 de abril de 2009 (LPAC).— El economista de la Unversidad de Boston, Laurence Kotlikoff tomó la delantera para despellejar a Larry Summers, con dos artículos que aparecieron hoy. En el diario Boston Globe, Kotlikoff escribe un artículo titulado "Desháganse del Plan Geither", donde deshace el corazón del programa de Summers, la "subasta" de desperdicios tóxicos. Ahí plantea un escenario en donde el banco "Menos Presentable" que tiene activos "Emproblemados" crea una compañía de fachada, "Rescate, Inc". El Banco Menos Presentable y Rescate Inc., pueden elevar artificialmente por puja el "valor" de los activos Emproblemados, convirtiendo mil millones de dólares del regalo de Summers en $2 mil millones o más. En el Financial Times, Kotlikoff escribe con el notorio humanista Jeffrey Sachs, y de nuevo ataca el programa de Geithner y Summers, al que llaman "GULP", con una descripción similar, aunque más detallada de los Public Private Investment Funds (PPIFs), solo que esta vez nombrando específicamente al Citibank como el perpetrador.

Desafortunadamente, las soluciones de Kotlikoff no son nada bueno: Primero, se equivoca al asumir que los activos "emproblemados" pudieran realmente valer algo, porque no valen nada. En el artículo del Times, esencialmente describe un escenario con un banco "bueno" y un banco "malo"' y en el Globe argumenta a favor de una propuesta de contracción de crédito pero "transparente", en una proporción 1:1 de epósitos a préstamos, llamado programa de Banca de Propósito Limitado, que no ofrecería la cantidad de crédito necesario para la recuperación. Kotlikoff, junto con su colega de la Universidad de Boston, Christopher Chamley, presentaron esta mismo programa en un Foro en enero, patrocinado por el Financial Times, y desde entonces lo han andado promoviendo.

El viernes pasado, el bloger Glen Greenwald, al escribir en Salon, nota que el cheque de pago por $ 135,000 a Summers de parte de Goldman Sachs tiene fecha de 16 de abril de 2008, "cuando todo mundo asumía que el próximo Presidenta iba a ser ya sea Barack Obama o Hillary Clinton y que por lo tanto Larry Summers se iba a convertir exactamente en lo que es ahora: el funcionario financiero con mayor influencia en el gobierno de Estados Unidos", y agrega que "los $45,000 del pago de Merrill Lynch entraron 8 días después de que Obama fue electo".

Hoy, el bloger "TraderMark", tiene un artículo en "Forexhound.com" donde desenmascara el supuesto "medio tiempo" de Summers, trabajo de medio tiempo de Summers en D.E. Shaw, por el que le pagaron $ 2,5 millones de dólares. "Un trabajo suave si lo puedes conseguir" dice. En Shaw, "los corredores hacían bromas de que el señor Summers era el primer Secretario del Tesoro cuántico porque había ordenado una vez imprimir dólares con el número trascendental Pi 3.14159..., como número de serie". TraderMark tambien destaca que Summers "ha hecho un trabajo excelente en mantenerlo [a Paul Volcker, "nuestra única esperanza para no deshilacharnos"] en cierto closet polvoriento".

Finalmente, el Wall Street Journal tercia con su propia aportación cínica al debate. Con el fin de controlar el debate, dice el pasquín de Murdoch, Summers solo debería de pagar voluntariamente los impuestos de su ingreso malhabido en el 2008 a las tasas nuevas y más altas de Obama, en vez de las tasas menores de Bush (que oficialmente son aplicables).