El Washington Post le va a la marihuana en serio

13 de abril de 2009

12 de abril de 2009 (LAPC).— Los directivos y editores del periódico Washington Post, decidieron hoy, celebrar la Pascua de Resurrección, promoviendo la medida bestial de legalización de las drogas, cortesía del grupo de fachada del especulador George Soros, que recibió su entrenamiento por los nazis en Hungría durante la Segunda Guerra Mundial.

Tanto en el artículo especial de la página 3, como en el principal artículo editorial, el Post le da de hecho un apoyo editorial al plan de Soros para "acabar con la prohibición a las drogas", alegando que durante un período de derrumbe económico, los gobiernos no pueden afrontar semejantes gastos para hacer cumplir las leyes contra las drogas de manera rigurosa, y las organizaciones criminales, como a pandilla de Al Capone en los 1930, superará a la policía.

El principal artículo editorial de la sección 'Outlook' del Post fue escrito por Mike Gray, presidente de un grupo llamado Common Sense for Drug Policy (Sentido Común para la Política de Drogas), financiado por George Soros. El grupo es financiado principalmente por el Instituto Sociedad Abierta de Soros y fue fundado por su actual presidente ejecutivo Kevin Zeese, quien desde hace mucho está a favor de la despenalización de las drogas, dirigió la NORML (uno de los más activos y antiguos grupos que promueve la legalización de la marihuana) por muchos años y hace una década creó este nuevo grupo con el dinero de Soros. Gray sale con el mismo argumento de Soros de que no se puede ganar la guerra a las drogas, y que en tiempos de penurias económicas la mejor opción es la legalización. Gray menciona como su modelo la derogación de la Prohibición de bebidas alcohólicas en 1933, pero olvida mencionar que quienes levantaron la Prohibición fueron los principales enemigos de Franklin D. Roosevelt, que mas tarde crearían la American Liberty League, con el mismo personal, financiamiento e inclusive las mismas oficinas que anteriormente eran usadas por los adversarios de la Prohibición. Efectivamente, el argumento durante la época de FDR era que el alcohol debía legalizarse, a fin de que se pudieran reducir o eliminar los impuestos corporativos y los impuestos a los ricos, y reemplazarlos por un impuesto al whiskey.

El artículo noticioso de la página 3, presenta toda la información sobre el programa para la marihuana como medicina en el estado de California, donde hay cientos de clínicas ambulatorios que venden recetas médicas por $150 para obtener marihuana como medicamento, permitiéndole a los que la poseen plantar hasta 72 plantas de marihuana y comprar marihuana en cientos de dispensarios de marihuana y cafes en todo el estado. El tonor del artículo es que la legalización de la marihuana es inevitable, así que los estados deben de una vez por todas aprobarlo y recabar los ingresos por los impuestos que vendrán con la legalización, la regulación y la fijación de los impuestos. Con todo esto, hasta ahora son 13 los estados que han aprobado leyes para el uso medicinal de la marihuana, casi todos financiados con el dinero de los grupos de fachada de Soros, que o compraron a los legisladores estatales o dirigieron un referendo electoral.

Del 20 al 23 de abril, la International Harm Reduction Association sostendrá su 20ava convención anual en un lujoso hotel de Bangkok, Tailandia. Uno de los discursos de apertura lo dará el Dr. Ethan Nadelman, el pincipal agente de Soros en la campaña para legalizar las drogas. Pero la IHRA, fundada en Londres y que tiene aquí sus oficinas centrales, ha estado detrás del fraude de la "reducción del daño" desde 1990, cuando iniciaron, en Liverpool, Inglaterra, el primer programa de intercambio de agujas (hipodérmicas). Esto es pura basura de la Compañía de Indias Orientales británica y de la Clínica Tavistock de guerra sicológica, y es uno de los ejemplos mas ilustres del uso que tiene el lavado de coco de los "economistas del comportamiento".