Obama otra vez de viaje, más ¿a dónde?

21 de abril de 2009

17 de abril del 2009 (LPAC)—El presidente Barack Obama viajó a la ciudad de México para una visita oficial de un día y reunirse con el presidente mexicano Felipe Calderón hoy, antes de dirigirse a la Quinta Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago el viernes 17 de abril, donde, según funcionarios del gobierno estadounidense, impulsará principalmente el programa ecologista genocida del príncipe Felipe de molinos de viento, energía solar y rescates financieros del FMI apuntalados con "microfinanciamientos".

En medio de la crisis de desintegración más grande de la historia, esta Cumbre de las Américas, en general temas deprimentes de poca consecuencia, está tomando la forma de un espectáculo de reuniones del presidente Obama "para conocerlos porque nos importan", en las que ningún Jefe de Estado tiene idea alguna de qué hacer.

La escala en México es de observar, ya que la cooperación seria entre los gobiernos de Obama y Calderón contra el narcotráfico es un renglón de la política exterior en el que el presidente Obama no ha capitulado a las demandas británicas de que se legalicen las drogas. Antes de viajar a México, el presidente Obama designó a tres de los carteles mexicanos —el cartel de Sinaloa, los Zetas y La Familia Michoacana— como !traficantes extranjeros de narcóticos significativos" bajo la Ley Norteamericana de Señalamientos de Capos Extranjeros de la Droga, que activa sanciones financias contra no sólo dichos carteles sino cualquiera que haga negocios con ellos. Esto no será del gusto de George Soros y Compañía. Lyndon LaRouche comentó: esperen que las cosas por esto emporen; Soros buscará que haya asesinatos y causar disturbios.

Si bien aún no se tiene un cuadro completo de lo sucedido tras bastidores en el tema de las drogas, el alboroto público giró en torno al "marco bilateral EU-México sobre energía limpia y cambio climático", que compromete a los dos países a avanzar gradualmente en nuevas burbujas financieras falsas (bonos de carbón y otros "mecanismos de mercado") ya que reducen en todo respecto la energía total a través de la "tecnología primitiva de energía de carbón".

El problema es, dijo hoy LaRouche, que el presidente Obama todavía está viajando a toda clase de lugares, y al mismo tiempo a ningún lado. Viaja con todo y su boca, pero sin que eso signifique que vaya a decir algo. "Has mouth, will travel."