LaRouche: ¡Ya es hora de deshacernos de Summers!

7 de may de 2009

7 de mayo de 2009 (LPAC).— Lyndon LaRouche hizo el siguiente comentario el miércoles 6 de mayo:

Lo que hice el fin de semana, y lo que he estado haciendo desde un principio con respecto a Obama, es poner presión sobre el Presidente para garantizar que no sucumba a manos de Larry Summers, quien ha estado intentando manipular al Presidente. El propósito de Summers con su declaración política de la semana pasada en la embajada israelí, era presionar fanfarronamente al Presidente para que adopte su política hacia Israel. Actúa bajo el supuesto de que puede lavarle el cerebro al Presidente. Sin embargo, Obama no sucumbió. Lo que no entiende Summers, es que éste Presidente se puede volver en contra de quien él perciba que trata de manipularlo.

El propósito expreso de lo que he estado haciendo al criticar al Presidente Obama, es asegurar que se libere del lavado cerebral de Summers. Debe llegar a darse cuenta del hecho de que lo están utilizando. La única esperanza es que Obama recupere la cordura y reconozca que estos payasos lo han engañado y lo han utilizado.

Estoy empleando una operación de alto riesgo para hacer que el Presidente se enoje con la gente que le está lavando el cerebro. Mi propósito es hacerlo un Presidente, liberándolo. Yo conozco su personalidad. Así que le estoy poniendo el máximo de presión, para liberarlo de su lavador de cerebro, Larry Summers.

Summers está nervioso de que Obama sea incontrolable. Por lo tanto, trata de encajonarlo de manera preventiva, apoyándose en sus vulnerabilidades psicológicas. Por eso es que Summers trató de establecer una política preventivamente para el gobierno de Obama.

La afinidad personal primordial de Summers es como la de un extremista a favor del fascismo, un agente israelí derechista, una especie que no nos es desconocida. Su plan consiste en timar al Presidente, empujándolo a que capitule a ese plan. Pero el Presidente no agarró la carnada.

Así que Summers cometió un gran error. Ya es hora de deshacernos de él. Summers se salió de control. El Presidente no necesita a gente como esa. Cuando tu enemigo comete un error como ese, no lo desaproveches.