Los zombies de Maricorzag convierten las tecnologías medicas en herramientas para lavar cerebros

14 de may de 2009

13 de mayo de 2009 (LPAC).— El tratamiento de 'comensales inútiles' que da el director de la OMB (Oficina de Administración y Presupuesto) Peter Orszag a los servicios de salud, va a precipitar la negación obligatoria al acceso a los servicios de la tecnología médica salva vidas que el New England Journal of Medicine calificó de uno de los avances más importantes en mil años —la tecnología de imágenes médica. Cada vez más, se está usando esta tecnología para tratar de lavar el cerebro en vez de curar.

Colin Camerer, un destacado economista conductista (PhD, Universidad de Chicago) ahora en el Instituto de Tecnología de California (y coautor del documento de 2005 titulado "Adam Smith, economista conductista") dice que dispone de los aparatos para generar imágenes para sus experimentos porque esas herramientas que salvan vidas están arrumbadas sin usarse.

La investigación de Camerer consiste en hacer que sujetos humanos decidan sobre si "el precio es correcto" y cosas parecidas, estando dentro de un aparato de MRI (Imagen de Resonancia Magnética), que él cree traza la actividad dentro del cerebro. Algunas veces, ha llegado hasta usar pulsos magnéticos para interrumpir la actividad del cerebro, anotando si el sujeto pudo decidir o no, sobre qué ordenar. Su objetivo manifiesto es determinar si el cerebro lleva a cabo cálculos mecanicistas "de computadora según estas teorías económicas [de la Universidad de Chicago]" en donde, dice él, "la palabra clave es mecanicista". Asi que, ¿cómo es que Camerer y sus amigos lavacerebros tienen acceso tan fácil a lo que son de otra manera aparatos de imágenes médicas sumamente benéficos?

Entre otras razones, desde enero del 2007, los recortes del gobierno de Bush en los pagos por reembolsos por uso de técnicas de imágenes médicas en el Medicare, empezó a afectar esta área fundamental de preservación de vidas del diagnóstico y tratamiento médico, incluyendo la disponibilidad y costo de los MRI (Imagen por Resonancia Magnética), CT (Escaneo CAT), PET (Tomografía de Emisiones Positrón), DXA (Absorbiometría de Rayos X de Energía Dual), escaneos de densidad de los huesos y ultrasonido.

Específicamente, la Ley de Reducción del Déficit de 2006 aprobada entonces por el Congreso controlado por los republicanos, reduce los reembolsos por estas tecnologías en las oficinas de los doctores y los centros de radiología (contrario a los establecimientos hospitalarios).

Un ejemplo: A mediados de los 1990, un estudio mostró una disminución en las mamografías, luego de que aumentaron las tarifas por mamografías en mujeres de 40 años o mayores. Y ahora el número real de exámenes mamográficos está disminuyendo, incluso cuando sería lo más provechoso para la población de la tercera edad.

Lyndon LaRouche destacó que hay un recorte generalizado en la lucha en contra del cáncer de seno, y que a esa banda de machos economistas conductistas fascistas les importa un comino.

Este 24 de abril, el Centro de Análisis Estratégicos del Primer Ministro francés Francois Fillon, organizó una conferencia a puerta cerrada con un grupo de neuro economistas. La introducción al seminario titulaba "Crisis Financiera, el discernimiento de la Neuro Economía y de las Finanzas Conductistas", establece sin ambajes que el objetivo del seminario es ver qué contribuciones "pueden aportar las ciencias del comportamiento en términos de gestión de riesgos, incertidumbre y ambigüedad" a la luz de la "importancia de la crisis financiera y los límites en los modelos y los métodos clásicos de gestión de riesgos".

De lo que se trata aquí es: ¿Para qué molestarse en tratar de averiguar la sicología de la gente, cuando se puede ir directamente a sus cerebros, via MNR (Resonancia Magnética Nuclear) y otras técnicas de escaneo?

Uno de los participantes en el seminario, Christian Schmidt, profesor de economía política en la Universidad Dauphine, publicó el año pasado un artículo en el periódico financiero de circulación nacional Les Echos, titulado "Las bases Neurológicas de la crisis financiera", en donde reporta que se usaron técnicas de escaneo del cerebro en trabajos recientes de laboratorio para entender mejor "las selecciones financieras" hechas por diferentes operadores económicos.

Las pruebas con MNR llevadas a cabo en conejillos de indias mostraron que "la actividad del cerebro no es identica" cuando enfrenta un "riesgo o ambigüedad" dado que "las posibilidades de [obtener] ganancias y los riesgos de [tener] pérdidas activan distintos circuitos neurológicos" en el cerebro.

"De particular interés en relación a la actual crisis financiera, los investigadores han estudiado las condiciones de cambio entre el dominio de uno de esos circuitos sobre el otro" dice Schmidt. "Se sabe que la activación brutal de un circuito asociado a esperar ganancias transforma un comportamiento hostil a los riesgos en un comportamiento abierto a los riesgos, que puede ser igual de fuerte que lo que era la aversión inicial".

Más allá de las finanzas, los escanners que solo son accesibles para al diagnóstico médico en una proporción de 1 por cada 135,000 habitantes en Francia, se están usando cada vez más en manipulaciones comerciales, financieras y políticas.

Un video que está circulando ampliamente en internet y puesto en el blog de uno de los oradores que le aconsejan al gobierno (y que está a favor de ciertos controles), dá una idea de hasta dónde están usando ya estas técnicas estas compañías en la publicidad: "En vez de preguntarte qué te gusta y qué no te gusta, te pueden poner en un escaner para ver lo que pasa directamente en tu cerebro, y hay diferentes pruebas que le permiten a uno medir el impacto inconsciente de un producto o la publicidad en tí y por lo tanto en el consumo" informa un consultor desde Bruselas.

El video también indica que los equipos de campañas electorales están usando cada vez más pruebas similares. George W. Bush y John Kerry, alegan, llevaron a cabo estudios sobre las reacciones del cerebro ante el 11 de septiembre entre votantes demócratas y republicanos en las campañas electorales del 2004. Se llevaron a cabo estudios similares en la campaña pasada, para tratar de averiguar si la población estadounidense ¡favorecería a una mujer o a un hombre de color para la Presidencia!