LaRouche: La discusión propuesta en la Conferencia de la ONU sobre la crisis financiera mundial es una "idiotez"

26 de may de 2009

25 de mayo de 2009 (LPAC).— Lyndon LaRouche descartó hoy la discusión propuesta en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Crisis Financiera y Económica Mundial y su Impacto sobre el Desarrollo, programada para el 24 al 26 de junio de 2009, a nivel de Jefes de Estado y de Gobierno, como una "idiotez" y una distracción para no abordar la verdadera crisis de desintegración económica global que ya está en marcha.

"Todos los gobiernos de este planeta han convertido al mundo en un caos. La discusión misma que ahora proponen para esta reunión de la ONU, es una idiotez. Están evadiendo la discusión real que se necesita; están cambiando de tema".

"No están dispuestos a discutir el único tema real que enfrenta el mundo", continuó LaRouche: "Lo único que es real, es que las políticas que representan Larry Summers y Peter Orszag se están tragando vivos a todos esos países. Enfrentamos la crisis de desintegración más grande desde la Nueva Era de Tinieblas del siglo 14 y estos tipos están proponiendo discutir 'nuevas relaciones' en los términos del sistema que se está desintegrando, lo que es realmente una locura. Lo que están haciendo es empeñarse en un acto de futilidad".

La conferencia de la ONU se concibe como una reunión del "G-192", todas las naciones representadas en la ONU, asesorada por un grupo de expertos presidido por Joseph Stiglitz.

"Hay mucha cháchara proveniente de estos lugares", destacó LaRouche, "pero es una pérdida de tiempo o algo peor". Porque están averiguando si se puede llegar a algún acuerdo sobre una temario que es irrelevante. Quizá discutan deshacerse del dólar, quizá discutan no deshacerse del dólar. Pero esta discusión distrae la atención sobre la crisis de desintegración. Están discutiendo sobre 'nuevas relaciones' en vez de algo útil".