Seguro Social: el presidente Obama tiene algo que explicar

19 de junio de 2009

19 de junio del 2009 (LPAC).— La sección de "Temas" del portal de internet oficial de la Casa Blanca dice, bajo el subtítulo "Protegiendo el Seguro Social", que el Presidente "está comprometido a la protección del Seguro Social y a trabajar en una manera bipartidista para preservar su propósito original como una fuente confiable de ingreso para los ciudadanos en edad avanzada. El Presidente se mantiene firmemente opuesto a la privatización y rechaza la noción de que el futuro de los ciudadanos trabajadores debiera dejarse a las fluctuaciones de los mercados financieros".

No obstante, como ya lo ha publicado LPAC, el director de la Oficina de Administración y Presupuesto Peter Orszag contradijo dicha declaración de la Casa Blanca en un artículo sobre la reforma del servicio de salud que escribiera para la edición del 16 de junio del Financial Times de Gran Bretaña. Orszag afirmó en el párrafo final de su artículo que "éste no es el fin de nuestro compromiso a la responsabilidad fiscal. Una vez tenga lugar la reforma del servicio de salud, EU puede luego enfocarse en otros aspectos de la sustentabilidad fiscal, incluyendo la reforma del Seguro Social".

¿Se trata simplemente de la opinión de cuenta chiles de Orszag? Poco probable. El columnista conservador David Brooks, escribió el 6 de marzo pasado en el New York Times sobre las conversaciones que había tenido con "cuatro miembros de alto nivel" del gobierno de Obama, después de otro artículo anterior en el que había dicho "que el presupuesto de Obama es un documento liberal y de gran gobierno que debiera poner nerviosos a los moderados". La columna de Brooks del 6 de marzo, resume varios argumentos en su contra de esos "miembros de alto nivel" anónimos. Luego de referirse a los informes sobre el compromiso de Obama para reducir el déficit, cita a estos "miembros de alto nivel" quienes dijeron según Brooks que "él [Presidente Obama] está muy decidido a la reforma de las prestaciones sociales y está maquinando formas políticamente viables para reducir el Seguro Social lo mismo que al gasto de salud". Brooks comentó que "la gente de la Casa Blanca no lo diojo, pero yo me quedé con la impresión de que estarían dispuestos a elevar los impuestos al 95 por ciento de asalariados en el fondo como parte de un paquete general".

Quizá usted nos pueda explicar, señor Presidente, ¿como le hace para "proteger al Seguro Social" y reducirlo a la vez?