Alemania y Francia tambien infectados con NICE

25 de junio de 2009

24 de junio de 2009 (LPAC).— Alemania y Francia tambien se han visto afectados por el virus fascista británico, NICE, que es el modelo de la reforma nazi a los servicios de atención médica de Obama en los Estados Unidos.

El 27 de marzo de 2006, Michael Rawlings, del Instituto Nacional por la Salud y la Excelencia Clínica (NICE, por sus siglas en inglés) británico, Peter Sawicki, del Institut für Qualitát und Wirtschaftlichkeit im Gesundheitswesen (IQWIG) alemán, y Laurent Degos, del Haute Autorité de Santé (HAS) francés, firmaron un acuerdo para "intercambiar métodos, compartir experiencias y fijar valoraciones". Las tres instituciones están encargadas de "elaborar recomendaciones profesionales, dar asesoría y formular evaluaciones con respecto al uso óptimo de las tecnologías de salud, medicamentos, servicios y acciones médicas". En principio, los funcionarios se reunirían cada seis meses.

En Francia, en diciembre de 2007, en un seminario patrocinado por HAS sobre "nuevos horizontes de calidad" en la salud, el jefe de HAS, Laurent Degos dijo que las reflexiones eran para saber "cómo articular mejor la calidad y el financiamiento", "cómo mejorar la articulación de la calidad y la regulación hospitalaria" y cómo "articular mejor la calidad y la solvencia de nuestro sistema de salud en el largo plazo". Entrevistado por profesionales de la salud sobre los métodos de HAS para evaluar el desempeño médico, Degos dijo que el asunto no era gastar menos sino gastarlo de una mejor manera. "Estamos en la disyuntiva entre el dominio médico y económico, entre una lógica individual —la relación entre un doctor y su paciente— y una lógica colectiva de solidaridad e igualdad", dijo. Se puede presentar un conflicto entre estos dos y ese es el dominio de la intervención de HAS.

Pero HAS evalua el desempeño como 'servicio médico rendido (SMR)". Degos, criticando al NICE británico, argumentó que en Francia, HAS interviene antes y después de que ha salido al mercado un producto o servicio médico, en tanto que "en Gran Bretaña, la autoridad a cargo de evaluar el desempeño de un producto de salud, NICE, solo estudia el desempeño de los productos que ya están en el mercado. En este tipo de sistema, una evaluación puede tener efectos dramáticos: la decisión sobre si se debe reembolsar dinero por los productos puede ocurrir muy tarde o incluso puede llevar al no reembolso de algunos usuarios". Por lo tanto, pareciera preferible la capacidad francesa de evaluar las cosas con antelación.