La pandemia al día: Avanza la gripe del príncipe Felipe

5 de julio de 2009

29 de junio de 2009 (LPAC).— El siguiente artículo se publicó en la edición del 2 de julio de Executive Intelligence Review.

LA PANDEMIA AL DÍA:

Avanza la gripe del príncipe Felipe

por Laurence Hecht, director ejecutivo de 21st Century Science & Technology

27 de junio de 2009.— El mundo se encuentra ahora en medio de una situación pandémica, en la cual la gripe porcina H1N1 es el indicador principal. Con unas pocas excepciones notables, las naciones del mundo están muy mal preparadas para enfrentar una crisis que podría golpear con una fuerza mortal tan pronto como este otoño, o quizás antes.

No te engañes. Aquí hay intención. El deseo del príncipe Felipe de Gran Bretaña, declarado en repetidas ocasiones, de reencarnar como un virus mortífero, es algo más que el desvarío de un misántropo repugnante. Ha sido, y sigue siendo, la política del imperio financiero angloholandés, ahora comprometido a reducir la población mundial del nivel actual de 6.700 millones, por debajo de 2.000 millones de personas, como repetidamente lo declararon en el período de la posguerra sus voceros prominentes como lord Bertrand Russell, Julian Huxley, y los fundadores del Fondo Mundial para la Vida Silvestre (WWF), el príncipe Bernardo de Holanda y el príncipe Felipe, que aun vive.

Sea o no, que el virus haya sido creado deliberadamente para este propósito, o que se vaya a instrumentar una política para sabotear los esfuerzos para movilizar una defensa de la vida de manera apropiada, como se lo proponen los asesores hitlerianos del Presidente Obama en lo tocante a la atención medica, el resultado será el mismo.

Este es un informe desde el campo de batalla, sobre el avance de la gripe porcina y la movilización en su contra, hasta donde están las cosas hoy. En los artículos que acompañan este informe, se retoma el pasmoso estado de la falta de-preparación de los Estados Unidos bajo el gobierno de Obama, y la tendencia de largo plazo hacia el resurgimiento pandémico.

El acontecimiento más dramático de la semana pasada fue el cierre de la Cámara de Representantes de Filipinas, debido a la muerte por gripe porcina de una empleada de 49 años. La mujer cayó extremadamente enferma el 18 de junio, y murió al próximo día. El presidente de la Cámara ordenó la suspensión del trabajo de oficina por tres días para tomar las medidas de salubridad en los edificios del complejo.

Un funcionario médico de la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la gripe se sigue esparciendo en Asia, y que Filipinas puede convertirse en el primer país de la región en ver una pandemia. Mientras tanto, el Ministro de Salud de Malasia ha suspendido los permisos de licencia para 100.000 funcionarios médicos y para el personal del ministerio, en vista de la emergencia del H1N1.

En los Estados Unidos, el Centro para el Control de Enfermedades (CDC) reconoció el 25 de junio que hay un millón de estadounidenses infectados hasta ahora con el nuevo virus de la gripe. Más preocupante, desde el punto de vista epidemiológico, fue la declaración del investigador de la CDC, Lyn Finelli, de que no hay signos todavía de un decremento en la tasa de transmisión. Una gripe estacional y hubiese cedido desde hace tiempo en el hemisferio norte. La constancia de la propagación es signo de una situación anormal que preocupa a los especialistas desde comienzos de junio. La expectativa entre un número creciente de expertos es que el número de infecciones de gripe explotará durante la estación de gripe de otoño.

En el hemisferio sur, donde el invierno ha comenzado, se han registrado 11 muertes por la gripe en Argentina en un período de 48 horas, con lo cual llega a 21 el total de muertes por el H1N1. En Chile, se anunció el 25 de junio la muerte número 8, un estudiante de odontología de 22 años.

Nuevas advertencias desde Francia

Mientras tanto, en una conferencia en París hoy, el director del Instituto Nacional para la Vigilancia de la Salud de Francia, hizo referencia a las similitudes de esta pandemia con la gripe de 1918, la cuál mató entre 50 y 100 millones a nivel mundial. De su información disponible, el especialista francés, profesor Claude Desenclos, dijo que las muertes por influenza tienden a aparecer en el grupo de edad de 20 a 30 años, en lugar de principalmente entre los de mayor edad, que son las víctimas usuales de la gripe estacional. El virus causa irritación bronquial, creando las condiciones para una neumonía bacterial severa y la muerte a través de la sofocación. En 1918, no existían antibióticos para combatir esa infección bacterial, pero hoy, la cualidad letal de la gripe es inexplicable. Desenclos también señaló que la OMS no esta dando la información importante y necesaria sobre los casos severos.

En Francia, que se prepara para la vacunación universal, queda el temor de que la vacuna llegue demasiado tarde. Toma cuatro meses producirla y otros dos meses para probarla. Algunos expertos hablan de escenarios de 40.000 a 120.000 muertes para el invierno.

También se escuchan advertencias sensatas en China. Una editorial del 23 de junio del Diario de China, observa que la amenaza de la gripe de influenza no ha terminado, y expresa una preocupación especial por las zonas rurales. Se advierte a los lectores que no bajen la guardia. El verdadero problema no es que no podamos lidiar con sus síntomas comunes, sino que varios países están perdiendo la pista de sus cadenas de transmisión, advierte el diario del gobierno, observando que en una pandemia las cosas podrían volverse mucho más difíciles de controlar.

Suecia se prepara para vacunar a su población dos veces. Careciendo de sus propias capacidades para la producción de vacunas, Suecia ha ordenado dos lotes de 9 millones de dosis cada uno del productor del Reino Unido, GlaxoSmithkline. Lo que se espera es proteger a la población en las etapas tempranas y en etapas posteriores del virus de la gripe.

Aunque se deben hacer todos los esfuerzos para acelerar la producción de la vacuna de la gripe, la triste realidad es que incluso un esfuerzo mayor a nivel mundial para la vacunación masiva puede no ser suficiente para detener esta pandemia, si los cambios en el genoma viral la vuelven más letal. Bajo condiciones de pandemia generalizada, la vacunación, que se debe preparar con meses de anticipación, puede ser inefectiva contra una mutación rápida y una recombinación del virus. Constituye una parte esencial del arsenal de defensa, pero no una apuesta segura contra un virus de la gripe que cambia rápido.

La enfermedad se esta volviendo ahora el síntoma más evidente de la descomposición de largo plazo de la economía física. Bajo las actuales condiciones de colapso, el ritmo de generación de nuevas enfermedades esta comenzando a sobrepasar la capacidad de la economía física para lidiar con ellas. Las condiciones reducidas de nutrición y los niveles de inmunidad generales de la población mundial, han producido el caldo de cultivo para la gripe, y todo otro tipo de enfermedades pandémicas. Por encima de esto, el hecho es que en el mejor de los casos, solo podría protegerse al 20% de la población mundial con las instalaciones manufactureras de vacunas existentes, y ya ves que el virus actual podría volverse popularmente mejor conocido como la gripe Greenspan. (No a todos los cerdos, sino a algunos en particular, se les debería dar crédito por sus acciones).

Los británicos con las manos en la masa

En Gran Bretaña, se pararon en seco hoy los intentos por minimizar o ignorar la seriedad del peligro, en un artículo en el diario londinense Times, el cual se vio obligado a reconocer que en partes de Gran Bretaña ahora, tienen tantos casos de fiebre porcina que no la pueden contener.

Nada sorprendente, Gran Bretaña ha jugado el papel principal en el mundo para darle largas al asunto y obstruir los esfuerzos para combatir la gripe. Hace un mes, en la conferencia anual de la OMS, Gran Bretaña había exigido no declarar el nivel de alerta 6, con lo cual paró la movilización contra la pandemia. Luego, se reveló que el gobierno británico estaba reduciendo seriamente el número de casos de H1N1 que reportaba, y enfrentó serias críticas de Francia y de la Directora General de la OMS, Margaret Chan. El Secretario de Salud británico, Andy Burnham también había estado bajo el fuego del Ministro de Salud escocés, Nicola Sturgeon. Frente a una propagación de la pandemia en Glasgow, Sturgeon dijo que Escocia rompería la política de solo contención y promovería medidas activas para detener la difusión de la gripe.

Este reconocimiento que hace hoy el Times, le podría evocar, a algunos, las imágenes del tratamiento clásico que le da Edgar Allan Poe al relato de la peste negra. Ni siquiera la sangre azul detendrá el contagio, de lo cuál la rápida propagación fuera de temporada del virus H1N1, es un presagio.

¿Puede alguien decir que el virus de la gripe no visitará a Su Virus Real, el príncipe Felipe antes de que reencarne?