La mayor parte de la capacidad para la producción de automóviles en EU, se ha perdido.

14 de julio de 2009

12 de julio de 2009 (LPAC).— ¿Qué es lo que ha pasado en los 4 años y pico desde que LaRouche declaró que General Motors iba a la bancarrota y que tendría que poner sus instalaciones bajo protección del gobierno por bancarrota, y el gobierno aportar billones de dólares en créditos federales para la creación de infraestructura? Los EU han perdido 2.1 millones de trabajadores productivos (de 12 millones a 9.9 millones, 6% menos de la fuerza laboral); el sector de máquinas herramienta de la industria automotriz ha eliminado 500,000 empleos calificados, incluyendo una pérdida del 30% de empleos calificados en tan solo los últimos 18 meses. Todo el sector de máquinas herramienta de la economía de los EU emplea al momento menos de un millón de personas y el sector que abastece a la industria automotriz solamente, alrededor de 400,000, y sus empleadores más grandes (Delphi, Visteon, Lear, Dyncorp etc.) operan bajo bancarrota. Con lo que respecta al ensamblaje de automóviles, van hacia la rápida desaparición de 200,000 trabajadores de producción para todos lo productores de automóviles nacionales y extranjeros en EU, en donde GM recortará a otros 27,000, ahora bajo órdenes del zar automotriz de Obama. Se han cerrado aproximádamente 50 millones de pies cuadrados de espacio industrial para construir automóviles; es decir, la mayor parte de lo que LaRouche había señalado en su Ley de Recuperación Económica en 2006, desapareció.