El gobierno británico promociona a Blair como presidente de la Unión Europea (UE); mientras se desintegra el Tratado de Lisboa

18 de julio de 2009

17 de julio de 2009 (LPAC).- La ministra británica de Asuntos Europeos, Glenys Kinnock, anunció el martes que el gobierno británico propone a Tony Blair como candidato al puesto de Presidente Permanente de la Unión Europea (UE), una posición introducida en el Tratado de Lisboa. El anuncio sorprendió a muchos, no porque no se esperara a Blair (todo mundo sabe que Blair anda tras el puesto), sino porque se produjo en un momento en que se pierden las esperanzas de resucitar el Tratado de Lisboa. No solo los irlandeses no se han decidido aún, sino que Alemania está repensando su decisión. Por esta razón, algunos especulan que el anuncio británico es un sucio truco de Brown en contra de Blair.

De hecho, el ministro de Relaciones Exteriores a la sombra, William Hague, dijo que Blair "no debe ni acercarse al puesto". Dijo: "la creación de un nuevo presidente de la UE podría causarle enorme daño a Europa. Quienquiera que ocupe el puesto probablemente tratará de centralizar el poder para ellos en Bruselas y dominar las políticas exteriores nacionales. En manos de un operador tan ambicioso como Tony Blair, eso es casi una certeza".

Helga Zepp-LaRouche comentó que la candidatura de Blair podría ser motivo suficiente para echar el Tratado de Lisboa a la basura, en un momento en que el parlamento alemán está ocupado elaborando la aplicación de los lineamientos emitidos por la Corte Constitucional del 30 de junio. La Corte dictaminó que el parlamento alemán tiene que elaborar una nueva ley que fortalezca los derechos del parlamento nacional versus las instituciones supranacionales de la UE. El parlamentario Peter Gauweiler del partido Unión Social Cristiana (CSU), el principal opositor del Tratado de Lisboa ante la Corte Constitucional, redactó un borrador de 15 puntos, con propuestas sobre cómo formalizar los lineamientos de la Corte en un proyecto de ley. Según fuentes informadas, el documento "incorpora todas las solicitudes de la Corte Constitucional y hace provisiones adicionales para fortalecer los derechos de ambas cámaras del parlamento. También pide un "Procedimiento de Competencia" para tener un control constitucional". Este procedimiento especial se puede activar con solo una tercera parte del Bundestag (Camara baja). Según el FAZ, la canciller Angela Merkel revisó el documento con el liderato del CSU, y "entiende que la posición del CSU está anclada en bases sólida de la política y ley constitucional".

Sin embargo, otros miembros de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Merkel, como el ministro presidente de Hessen, Ronald Koch, han acusado a la CSU de ser "hostil a Europa". Otro dirigente local del CDU, el ministro presidente de Westfalia-Norte del Rin, Jüergen Rüttgers, amigo de Arnold Schwarzenegger, llegó hasta a atacar a la Corte Constitucional, que, dice Rüttgers, "acarrea agua al molino de aquellos que todavía apoyan la idea de Estados nacionales del siglo 19".