Periódico de las juventudes chinas publica artículo extenso sobre LaRouche

25 de julio de 2009

25 de julio de 2009 (LPAC).- El Diario de la Juventud de China, el segundo periódico de mayor circulación en China, con más de 10 millones de lectores, publicó un artículo prominente sobre Lyndon LaRouche en su página internacional, titulado "No es posible salvar al sistema financiero internacional actual", las primeras palabras que pronunció Lyn cuando el autor empezó a entrevistarlo hace unas semanas. El autor, Bright Ju, entrevistó a LaRouche en su casa el 12 de julio. Realmente el artículo es una presentación excelente de Lyn, su trabajo y sus ideas. El autor empieza repasando su biografía, sus nueve pronósticos, su papel en la Iniciativa de Defensa Estratégica (SDI), los problemas políticos derivados de esto que lo llevaron a la cárcel, la fundación del Partido Laboral y las siete veces que contendió a la Presidencia como candidato demócrata.

El autor también describe cómo Lyn, además de ser una destacada figura política, tiene extensos trabajos en ciencia, cultura y música, un hombre que quiere crear un nuevo Renacimiento, reviviendo la gran tradición de la Cultura Occidental, desde Platón a Riemann, que fueron la base del rápido desarrollo económico de los últimos siglos, y usar esto para crear las bases para que haya un renacimiento en los descubrimientos en las ciencias naturales, con base en el estudio de la economía física.

Se refiere al pronóstico de Lyn de julio del 2007 sobre el fin del sistema, advertencias que desdeñaron la mayoría de los economistas y políticos, pero que probó estar en lo correcto, de nueva cuenta. Dice que Lyn cuando era joven, empezó siendo algo marxista pero que después se convirtió en un promotor del capitalismo del Sistema Americano. Repasa los argumentos de Lyn de cómo a partir de los 1960, la oligarquía financiera se apoderó virtualmente del sistema económico de E.U. lo que desde entonces sentó las bases para la crisis que enfrentamos hoy en día. Mientras otros economistas están ocupados revisando las estadísticas económicas, escribe Bright, LaRouche está considerando los desarrollos de largo plazo, especialmente la dicotomía creciente entre la producción de bienes físicos y la expansión inflada de la estructura financiera. También destaca cómo se transformó la sociedad en este tiempo, de ser un país con la intención de producir bienes reales para el desarrollo mundial, a ser uno cuyo objetivo es obtener ganancias rápidas.

Describe la propuesta de las cuatro potencias de LaRouche, como la base para un nuevo sistema de crédito, en vez de un sistema monetarista. Refiere la apelación de Lyn a la ley de quiebras en E.U. como la base para someter a la quiebra al sistema actual y usar los poderes de la Constitución para revivir el sistema de crédito con base en el dólar para revivir la economía de E.U. y extender esto a otras naciones del mundo, mediante tratados.

El artículo también destaca cómo la reconciliación de Estados Unidos con China en los 1970 y la subsecuente "apertura" de China, estuvo basada en usar a China como fuente de productos importados baratos, "desplumando" a la economía china. Ese período de 30 años ha llegado hoy a su fin, cita a Lyn, y ahora China tiene que reorientarse hacia el consumo interno como fuente de su crecimiento. Por supuesto, esto requiere un influjo de crédito con éste fin, que solo sería posible si hay un cambio hacia un nuevo sistema de crédito internacional.

El Periódico de la Juventud de China se enorgullece también de apelar a los jóvenes, teniendo como su principal objetivo el "promover el avance social y ayudar al desarrollo de la juventud". El Periódico de la Juventud de China promueve nuevas formas de pensar y nuevas ideas. Quizá también cabe destacar que el artículo apareció dos días antes de que se inicie la próxima reunión del Diálogo Estratégico E.U.-China y el Diálogo Estratégico Económico, el próximo lunes en Washington. Una búsqueda rápida por Google muestra que el artículo de Bright, en más o menos un día que ha estado circulando, ha sido recogido por una docena de otros medios chinos.

"LaRouche enfatiza que la crisis financiera global ya ha llegado a una encrucijada, y que todos los esfuerzos por tratar de salvar al sistema viejo serán vanos, y la única solución posible es llevar a cabo una reorganización por quiebra con el fin de restablecer la confianza en la economía. LaRouche dice, E.U. tiene leyes sobre quiebra que fueron diseñadas para volver a darle bases sólidas a las firmas en quiebra y que superaran sus dificultades. Lo que se necesita ahora es utilizar los procedimientos por quiebra que le permitirían a un país deshacerse lo más rápidamente posible de las distorsiones creadas por la crisis financiera...".

"LaRouche cree que si Estados Unidos, China, Rusia e India, como naciones soberanas que abarcan juntas la mayor zona del mundo y contienen dentro de sí la mayor parte de la población mundial, se reunieran y llegaran a un acuerdo sobre un arreglo financiero, esto podría sentar de inmediato las bases para un nuevo sistema financiero mundial...".

"LaRouche cree que el desarrollo de toda Asia en el futuro aportará una posición avanzada para el desarrollo de la humanidad. Destacó que China ha experimentado 30 años de rápido desarrollo a saltos agigantados, pero que no se puede negar que todavía tiene una gran parte de la población que está lejos de vivir bien. Por lo tanto es necesario formular una política común para un período de tres generaciones en donde se lleven a cabo proyectos hidráulicos, se desarrollen los recursos energéticos, y de infraestructura con el fin de elevar las capacidades productivas de esta parte de la población. Ciertamente, China tiene que transformar su forma de crecimiento económico de estar orientado a la exportación a uno impulsado por la demanda interna, dado que China posee potencialmente un enorme mercado interno. Pero difícilmente puede depender de su propio capital que es insuficiente para sostener esto. Se requeriría que otros países proporcionen una gran cantidad del capital material que se necesita. Rusia posee recursos minerales abundantes, y por medio de acuerdos podría ayudar aportando grandes cantidades de recursos minerales de alta calidad, Japón podría exportar tecnología avanzada, Corea del Sur y Beijing podrían aportar cada uno de ellos sus mejores elementos. De esta manera, Asia y la costa Pacífico se podrían convertir en la zona de crecimiento más rápido y más grande de la economía mundial, lo que le permitiría al mundo salir por fin de la actual crisis mundial".