El genocida Washington Post se tiene que inclinar ante el ataque de LPAC a las mentiras de Dartmouth y Wennberg

21 de septiembre de 2009

21 de septiembre de 2009 (LPAC).- Hasta el genocida Washington Post dueños de la revista Newsweek que tituló su número del 21 de septiembre "El porqué matar a la abuelita" (con una foto en la portada donde se desconecta a un paciente), ha tenido que inclinarse ahora ante los ataques que la EIR y el Dr. Ned Rosinsky han encabezado en contra de las mentiras de Jack Wennberg y su Dartmouth Group, mentiras que sustentan el alegato de Peter Orszag de que en Estados Unidos se despilfarra el 30% de los costos médicos.

Hoy en un artículo de primera plana sobre la Clínica Mayo de Rochester, Minnesota —el modelo de Wennberg sobre un supuesto servicio de bajo costo y alta calidad— el Post se ve obligado a publicar al opositor más viejo de Wennberg, el Dr. Richard Cooper de la Universidad de Pennsylvania. "No es el modelo [de Mayo]. Son sus pacientes y dinero. Si tienes dinero puedes tener un buen equipo, buenos doctores, buenas enfermeras" dijo Cooper. "Se va a forzar a los hospitales para que encuentren formas de evitar darle atención medica a los pobres, solo porque los van a castigar debido a que los pobres cuestan más".

"Si el 98% de nuestros pacientes fueran escandinavos de clase media y no hubiera ningún pobre, nosotros también tendríamos bajos costos" dijo Cooper. "Lo que sucede es que una persona pobre se va a su casa y no cuenta con el apoyo al alcance de una persona de la clase media, así que son readmitidos a una tasa astronómica".

El Post admite que Mayo acepta pacientes de Medicare de fuera del estado de Minnesota, solo si están dispuestos a pagar una prima personal aparte de la cobertura médica normal, lo que aumenta tremendamente sus ingresos así como la condición socio-económica promedio de su lista de pacientes. En el Centro Médico Olmsted, el único otro hospital en la misma población de Rochester (con 85,000 habitantes), el 29% de los pacientes reciben Medicaid (seguro médico gubernamental para los pobres). En Mayo, solo un 5%. "¿Por qué [los pacientes de Medicaid] no vienen?" se preguntó el director ejecutivo de Mayo, Dennis Cortese, "no lo sé".

Mayo también cobra tarifas altas para los muchos que pagan de su bolsillo. Atrae a tantos pacientes acaudalados del exterior que ha creado un área de servicios para traducir y cambio de divisas, y un jeque del Medio Oriente construyó un hotel, el más alto en la ciudad, para que se hospeden los pacientes que vienen del exterior.

"Estos costos, para aseguradoras y pacientes privados, plantea interrogantes sobre si los datos de Dartmouth, captan el cuadro completo del costo", se ve forzado a conceder el Post. De hecho si lo capta, porque Dartmouth y Wennberg ¡solo consideran la facturación por Medicare! [o sea, el servicio gubernamental de atención médica a los mayores de 65 años]

No obstante, las mentiras de Dartmouth constituyen supuestamente el apuntalamiento intelectual de toda la reforma nazi a los servicios de salud de Obama. Como si fuera para celebrar este hecho, la Sección 1123 del proyecto de ley actual HR 3200 en la Cámara de Representantes, le da una bonificación de 5% a los hospitales marcados por Dartmouth como en el más bajo nivel de costos, empezando por Mayo. Cooper califica esta sección del proyecto de ley como"la Cláusula Honoraria Dartmouth" en su sitio electrónico, [a:href="http:\/\/www.buzcooper.com";target=_blank]www.buzcooper.com[/a].

Tratando de aplastar las criticas, "Elliot S. Fisher, profesor de Dartmouth que supervisa la investigación sobre el Medicare, publicó un artículo en la revista de Medicina de Nueva Inglaterra donde afirma que el nivel de pobreza y de salud, constituían solo como una tercera parte en la disparidad de los gastos entre las comunidades. "Si, hay bolsas de pobreza" dijo en entrevista. "Pero aunque se diga lo contrario, eso no explica la mayoría de las diferencias en todo Estados Unidos".

El Dr. Ned Rosinsky, ha refutado decisivamente esta mentira, junto con todos los otros alegatos afrentosos de Dartmouth y Wennber, en una serie de dos artículos en la EIR, que aparecieron en los números del 31 de julio y el 11 de septiembre de 2009.