Un signo del fin de los tiempos: la FDIC pudiera pedirle prestado a los bancos

24 de septiembre de 2009

23 de septiembre de 2009 (LPAC).- Se informa que la Corporación Federal de Seguro de los Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés), entidad que le garantiza a los ahorristas sus depósitos bancarios, se está quedando rápidamente sin dinero para cerrar los bancos en quiebra, y está considerando aumentar su Fondo de Seguro de Depósitos, pidiendo dinero prestado ¡a los bancos! Eso es lo que informó el martes el New York Times, en un artículo que, a pesar de las ganas de soltarnos a reír, pudimos terminar finalmente. ¿Pero es que están totalmente locos esa gente? (Bueno, pues ya se sabe que si).

"Reguladores de alto nivel dicen que están considerando seriamente un plan para pedirle prestado miles de millones de dólares a los bancos saludables de la nación para rescatar el fondo de seguros que protege los depósitos bancarios" dice el Times. "Esto le permitiría al fondo, que se está quedando sin fondos rápidamente debido a una ola de quiebras bancarias, continuar rescatando los bancos en problemas".

El razonamiento -si es que se le puede llamar así- detrás de la propuesta parece ser que nació del miedo a que cualquier otro rescate del sistema bancario pudiera desatar una revuelta de la ciudadanía.

Agrega el Times: "Cualquier nuevo préstamo del Tesoro se interpretaría como un rescate hecho por los contribuyentes que podría abrir la industria para una reacción política, lo que daría como resultado una ola de restricciones, como nuevos límites sobre los pagos del ejecutivo. Se podría evitar cualquier furor populista, sigue el razonamiento, si en vez de esto el gobierno le pide prestado a los bancos".

"Esto se percibe mucho mejor que hacer que el fondo le pida prestado a alguien más" dijo un vocero de la Comunidad Independiente de Banqueros.

Aclaremos esto. Los bancos "saludables" (es decir, los bancos cuyas puertas solo siguen abiertas debido al mayor robo del dinero a los contribuyentes en la historia del mundo) van a prestar dinero del gobierno (de hecho, le van a prestar al gobierno el propio dinero del gobierno) para clausurar a los competidores que el gobierno ha decidido no rescatar. A cambio, estos bancos "saludables" van a recibir bonos garantizados por el gobierno, y pagos de intereses sobre estos bonos. Así que, le van a pagar a los bancos grandes por ayudar a eliminar a sus competidores con menos conexiones políticas, y consolidar aún más el sistema financiero. Desde la perspectiva del imperio, es un negocio redondo.

También es increíblemente estúpido, desquiciado y corrupto. La FDIC, que debería estar en el negocio de proteger a los bancos en quiebra, se está convirtiendo rápidamente en aún otra institución rescatada. En vez de proteger a los bancos, se está convirtiendo en un mecanismo para destruir el sistema bancario de Estados Unidos.

Consideramos la mera sugerencia de un ardid de esta magnitud, como un signo de los tiempos, el fin de los tiempos. Cualquier que considera que este ardid es una propuesta viable debe ser remitido rápidamente a la instalación más cercana para recibir tratamiento psiquiátrico. Obviamente hemos llegado al final de la línea.