LaRouche: Ezekiel Emanuel es un judio que ama a Hitler

25 de septiembre de 2009

25 de septiembre de 2009 (LPAC).- El asesor de Obama, Ezekiel Emanuel dio un informe a puerta cerrada en el Instituto Nacional de Salud el 15 de septiembre, sobre la Iniciativa Global sobre Salud que anunció la Casa Blanca el 5 de mayo pasado.

La Iniciativa, cuyo arquitecto es el mismo Emanuel, pone a la Presidencia en el centro de una campaña de genocidio a nivel mundial de la corona británica y sus aliados financieros en Londres y Wall Street, mediante la eutanasia, la privación de alimentos y medidas directas de control poblacional.

Según un participante en el informe del 15 de septiembre, Emanuel dijo que la Iniciativa le presentaría demandas a las naciones del mundo "exigiendo resultados drásticos y darle prioridad a las intervenciones de eficiencia en los costos". Esta "integraría programas de salud globales con programas de desarrollo y ayuda alimentaria. El Dr. Emanuel destacó la eficiencia en los costos...".

La Iniciativa de la Casa Blanca de Ezekiel Emanuel tiene una etiqueta de presupuesto por $63 mil millones en varios años, para programas médicos en países extranjeros, con un enfoque asombroso en el control poblacional.

Emanuel, que Lyndon LaRouche describió como "un judío que ama a Hitler", coordina la Iniciativa de la Casa blanca con una operación gigantesca privada y extranjera, ya en progreso.

De hecho, la Iniciativa Global de Salud no se originó en la Casa Blanca, sino en agencias como Wellcome Trust, una empresa conjunta de las compañías farmacéuticas más grande de Gran Bretaña y el viejo movimiento eugenésico; Bill Gates, el multimillonario de Microsoft y fanático de la reducción poblacional; el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de David Abshire, que informó recientemente que el objetivo de "control poblacional" de la Iniciativa tiene que enmascararse con eufemismos, debido a que existe el temor de que el programa sea para colonizar y matar a las poblaciones pobres; la Fundación de la Familia Kaiser, pioneros de las asesinas HMO; y Simon Stevens, ex"ministro de la muerte" británico, autor del programa de reforma de Obama cuya compañía United Health es el socio oficial de un componente del Instituto Nacional de Salud de la Iniciativa Global de Salud.

El ejemplar lunático nazi Peter Singer, es miembro de la junta directiva del "Gran Desafío" de la Fundación Bill and Melinda Gates, que dio el banderazo de arranque a la Iniciativa Global de Salud en el 2003 en el Foro Económico Mundial. Peter Singer, colaborador de Ezekiel Emanuel en dirigir la actual estrategia de eutanasia, es famoso porque promueve matar a los bebes incapacitados. Singer tiene como compañeros a Cass Sunstein y la Universidad de Chicago de Obama, y es uno de los centros de la Iniciativa.

La Iniciativa Global de Salud entra a cumplir su papel como el asesino consciente en reemplazo del aparato de salud pública que se desploma en las naciones que ahora están devastadas económicamente. Las agencias privadas, como la Fundación Gates, han de "financiar" —es decir, controlar— a los sistemas de salud del mundo y el acceso a los alimentos y otros sustentos para la vida.

La actitud que Gates aporta a esta ofensiva se ilustra con los $ 4 millones que dio para revivir la Oficina de Referencia Poblacional, de la que fue un alto dirigente el propio papá de Gates. Esa Oficina fue fundada por, y todavía sigue las ideas de Guy Irving Burch, un genocida fanático que fue procesado por sedición durante la II Guerra Mundial por promover las ideas del nazismo dentro de los Estados Unidos.