¡Obama se encontró con su bigote en Copenhage!

5 de octubre de 2009

2 octubre de 2009 (LPAC).- Este es un informe de campo de los organizadores larouchistas en Dinamarca.

El Presidente Obama y Michelle vinieron a Dinamarca a poner en juego toda su reputación, a fin de tratar de asegurar que Chicago fuese la ciudad en la que tuvieran lugar los juegos olímpicos de 2016.

Tres activistas de LaRouche hicieron una manifestación cerca del edificio en el que se estaba llevando a cabo la conferencia. Teníamos allí una pancarta de 2 por 1.5 metros con el retrato de Obama y su bigote, con la frase "He cambiado" como pie de foto.

[img:align=left;class=pictures;date=2009-10-05;layout=standalone;pid=5124;size=preview;src="\/files\/pictures\/cc8cd5adb8a64bf9db5f1ac8987a57a0\/preview.jpg"]

Aunque éramos pocos, estábamos situados en un lugar estratégico. Cuando Obama terminó de hablar ante la conferencia del Comité Olímpico Internacional (COI), tanto su carro como los del resto de su comitiva, pasó justo por enfrente de nuestra enorme pancarta, ubicada exactamente en el lugar en el cual tenía que cruzar para salir del área del centro de conferencias, para caer en la avenida principal. A pesar de que no pudimos verlo a través de las ventanas oscuras de su carro blindado, estamos seguros de que el sí nos vio.

Los medios noticiosos de televisión cubrieron todo el proceso, y mostraron brevemente nuestra pancarta (sin embargo, en las repeticiones posteriores eliminaron esa parte). Otro grupo de la delegación estadounidense también pasó cerca de nuestra pancarta cuando se dirigía al edificio del congreso.

La segunda parte de este viaje fue una visita que hizo Obama al parlamento, para reunirse con la reina de Dinamarca y con el primer ministro. Llegando al parlamento, sacamos nuestra pancarta por no más de dos minutos, cuando nos cayó la policía y enfurecidos nos la confiscaron, y nos pidieron identificación, a pesar de que teníamos permiso para manifestar explícitametne "en contra de las políticas de Obama en Estados Unidos". Uno de ellos dijo que habían recibido órdenes de arriba. Señalando que el afiche era "demasiado", dijeron que no importaba si teníamos o no permiso, que nos quitarían la pancarta hasta que Obama se alejara de la zona, y solo entonces nos la devolverían. Al hacer eso, ¡la policía quebrantó la ley! Más tarde, el policía que se hizo responsable por esta acción dijo que la pancarta era "ofensiva".

Para entonces, uno de los dos principales periódicos tabloides, el Extra Bladet, sacó un informe sobre nuestra manifestación frente a la sede de la conferencia del COI, bastante completo y con una fotografía de la famosa pancarta, incluyendo un vínculo para la página electrónica de LaRouche PAC. Ellos además incluyeron aquí una foto adicional, en el octavo lugar de su galería de fotos del día.

Uno de los dos canales de televisión más grande de Dinamarca le hizo una entrevista a uno de nuestros activistas sobre el incidente con la policía, pero hasta ahora no hemos visto que haya salido al aire. Mientras estábamos en frente del lugar de la conferencia del COI, un corresponsal de una estación de televisión francesa y de la Associated Press, también nos entrevistó.

Sacamos y distribuimos un boletín de prensa sobre la violación ilegal del derecho a la libertad de expresión que existe en la constitución danesa, incluyendo el hecho de que pensamos presentar una queja oficial en contra del policía [que nos quitó la pancarta]. El boletín además va acompañado con documentación de nuestras publicaciones: El artículo de LaRouche "Ahora, octubre", y tres artículos de la revista EIR sobre el tema de la reforma tipo Hitler de Obama, al igual que los dos últimos números de nuestro periódico danés de campaña.

De todas a todas, Obama y su comitiva deben haber explotado después de ver nuestra pancarta.

Lo irónico del caso es, que muy a pesar de que Obama y Michelle pusieron todo su prestigio a juego, después de que el comité olímpìco llevó a cabo la primera votación, el menor número de votos lo sacó Chicago, y fue desechada en la primera ronda. ¡Obama ha de pensar que todo es culpa de LaRouche! Este afiche lo persigue a todos lados.

Documentación:

Al final de una artículo sobre las manifestaciones de ese día, acompañado por una foto del afiche de Obama con bigote, el periódico de mayor circulación en Copenhagen, el EkstraBladet, dice lo siguiente:

Subtítulo: "Obama con el bigote de Hitler"

"Un grupo de manifestantes muy pequeño, con otro orden del día, se ubicaron cerca del Bella Center [lugar en el que tenía lugar la reunión del COI], llevando consigo una pancarta enorme en la que le colocan a Barack Obama el bigote de Adolfo Hitler. El texto de la pancarta, "He cambiado", se refiere a la consigna de la campaña electoral [de Obama]. Este pequeño grupo de manifestantes representa al grupo de acción, LaRouche Political Action Committe, [con un vínculo al sitio electrónico de LPAC]. Hay un descontento general con las políticas de Obama y en especial por su propuesta de reforma al sistema de asistencia médica y la manera como está manejando la crisis financiera..."