Las ideas de LaRouche se discuten en conferencia de la ENI, en Milán

13 de octubre de 2009

10 de octubre de 2009 (LPAC).— El economista Nino Galloni, quien fuera director general del Ministerio del Trabajo italiano, y viejo amigo y colaborador del movimiento de LaRouche en Italia, en su ponencia ante la conferencia de la empresa estatal de energía italiana [fundada por Enrico Mattei] ENI, dedicada a los grandes proyectos de infraestructura, citó al comienzo de su discurso de presentación a Helga Zepp LaRouche y a Lyndon LaRouche sobre el proyecto de un túnel submarino entre Sicilia y Túnez.

"La primera vez que hablamos sobre este proyecto" dijo, "fue en un seminario en [la ciudad de] Wiesbaden con Lyndon y Helga LaRouche, sobre los proyectos de infraestructura de gran escala y la necesidad de un nuevo orden económico mundial... Hoy esos proyectos son más necesarios todavía por la crisis actual, en vista de que somos todos unos huérfanos de grandes proyectos, así como dijo [enrico] Mattei", señaló citando al fundador de la ENI. La conferencia tuvo lugar en San Donato Milanese, ante un público de 100 personas, que incluía a los directores ejecutivos y a los ingenieros de ENI, SAIPEM y de otras compañías.

Galloni expuso ante los asistentes dos fraudes: la "recuperación", y el fraude que dice que no se pueden llevar a cabo los grandes proyectos porque no hay financiamiento. Dijo, "No va a haber ninguna recuperación. Por el contrario, la crisis actual del sistema financiero es sistémica. Se está invirtiendo el dinero en las finanzas y en trampas como los derivados en vez de hacerlo en la economía real. Si seguimos este camino por años, tendremos un colapso total de la economía". Proyectos como el del túnel submarino entre Sicilia y Túnez que conectaría a Italia con el norte de África y así con las regiones africanas al sur del Sahara, con las cuales uno podría esperar que se incrementara el comercio, pero "en vez financiarlos, las compañías están esperando que suceda una recuperación", y los bancos prefieren promover inversiones para financiamientos de corto plazo. Para poder financiar estos proyectos, Galloni mencionó entre las posibles soluciones a esta escasez de crédito, la participación a partes iguales tanto de los estados como de las compañías.

El siguiente orador, el ingeniero Pietro La Mendola, que fue presentado como el "Sr. Nuclear" en vista de que viene de la Comisión Nacional para la Energía Nuclear (CNEN) y la compañía siderúrgica Nuovo Pignone (en tiempos en que todavía Italia tenía energía nuclear), fue muy polémico, enfrentando esta vez a los ambientalistas: "Nos persiguen los medievalistas nos persiguen" —refiriéndose a los ambientalistas y su deseo de regresar a la Era de Tienieblas— "que promueven carros que anden con energía sol; ¿y que tal solucionar los problemas médicos con sangramientos y enemas, o mejor con una danza tribal?", dijo, provocando risas y aplausos de entre la audiencia. Comparó el proyecto del túnel entre Sicilia y Túnez con otros grandes proyectos, inclusive con el proyecto del Túnel en el Estrecho de Bering, y subrayó la importancia de los trenes de alta velocidad.

La última persona habló sobre el proyecto de Mose en Venecia, para prevenir inundaciones, y señaló el papel de la Comunidad Europea en el saboteo a estos proyectos de infraestructura, al decir que la CE cuestiona los proyectos que ponen en riesgo la proliferación de variedades de pájaros y de mosquitos (sic). Al finalizar la conferencia, los representantes del movimiento de LaRouche hablaron con algunos de los panelistas e industriales allí presentes.