La Casa Blanca de Obama y la prensa financiera británica empujan al dólar al "punto de rompimiento"

14 de octubre de 2009

12 de octubre de 2009 (LPAC).- Avanza el plan de Londres para utilizar la desintegración financiera global que está en marcha, para introducir una Nueva Era de Tinieblas mediante una operación para destruir al dólar estadounidense y Estados Unidos mismos—, en donde se dice que muchos bancos centrales están mordiendo el anzuelo británico y vendiendo posiciones en dólares para comprar euros y yenes.

Esta es la conclusión de un cable noticioso de Bloomberg de esta mañana, como lo confirmó una fuente bien informada de Washington a LPAC.

"El dólar llega a su punto de ruptura en tanto los bancos cambian reservas" fue el encabezado del cable de Bloomberg esta mañana, inflando la guerra sicológica de la prensa financiera internacional —y la Casa Blanca de Obama— en contra del valor del dólar. Lo acompañaron de columnas y "reportes de prensa" de todos los medios de prensa británicos, cubriéndose unos a otros sus artículos hinchados sobre un desplome del dólar. Pero el gobierno de Obama, "Helicóptero Ben" Bernanke y demás, están comprometidos definitivamente con esa política británica de presionar el dólar a la baja. Lyndon LaRouche les advirtió: Si tienen "éxito" en provocar un desplome del dólar, se pueden olvidar de la economía de EU, de la economía global, y de la población mundial.

Hace meses, LaRouche identificó el intervalo del 12-15 de octubre como el punto de inicio de la desintegración financiera bajo estas políticas desquiciadas.

El artículo de Bloomberg reporta un estudio de Barclay Capital en el que dicen que bancos centrales internacionales han cambiado sus nuevas compras de reservas, para cambiar dólares por el euro y yen, de una manera dramática. Desde 1999, la composición promedio de las compras de divisas de los bancos centrales había sido 63% dólares, 37% otras divisas. Pero en el segundo trimestre de este año, estas compras se revirtieron completamente: el promedio fue 37% dólares, 63% otras divisas.

Fuentes bien informadas en Washington le confirmaron a LPAC que sí se está produciendo movimientos importantes de reservas para abandonar al dólar y que la Reserva Federal continua comprando activamente Certificados del Tesoro con el fin de seguir bombeando liquidez al sistema global en explosión.

Bloomberg dice que "dirigentes en el mundo están llevando a cabo sus amenazas de deshacerse del dólar, mientras que el gobierno de Obama dá muestras de estar dispuesto a tolerar una divisa más débil". Esto significa que el dólar, "no va a revaluarse en el corto plazo después de perder 10.3%.. los pasados seis meses, la mayor caida desde 1991". Citan al ex investigador de la Fed, Steven Englander, quien dice que no son solo comentarios: "Parece que ellos [incluyendo la Fed] se están retirando del dólar". Sacan a relucir a un gerente de divisas de Aletti Gestielle en Milán para que saque a la conclusión de que: "se va acelerar la diversificación fuera del dólar... EU no va a ser el mismo país poderoso que una vez fue".

Esa es, por lo menos, la intención de Londres, y sucederá si no se lleva a cabo de inmediato la reorganización por quiebra del Plan LaRouche.