Los asistentes de Geithner ganaron millones, mientras que siguen vacantes los puestos oficiales en la Tesorería

17 de octubre de 2009

16 de octubre de 2009 (LPAC).— Una camarilla de asesores del secretario Tim Geithner, quienes hicieron millones de dólares trabajando para las firmas más importantes de Wall Street antes de unirse al departamento, están encargados de decidir las políticas del Departamento del Tesoro, ocupando puestos en donde no tienen que enfrentar la confirmación del Senado o el verse forzados a testificar ante el Congreso para rendir cuentas sobre sus medidas. Como lo reporta Bloomberg, entre estos asesores están:

* Gene Sperling, quien obtuvo $887,727 dólares de Goldman Sachs e hizo $158,000 en discursos, especialmente a compañías financieras, el año pasado, de un total de $2.2 millones en ingresos.

* Lee Sachs, quien reportó más de $3 millones en ingresos del fondo compensatorio de Nueva York, Grupo de Inversiones Mariner.

* Lewis Alexander, economista en jefe de Citigroup, quien ganó $2.4 millones en el 2008 y la primera parte de 2009

* Mark Patterson, quien era un cabildero para Goldman Sachs

* Matthew Kabaker, quien ganó $5.8 millones moviendo acuerdos con títulos privados en el grupo Blackstone en el 2008 y 2009, antes de unirse al Tesoro en enero.

Mientras todos estos tipos de Wall Street le están diciendo a Geithner lo que tiene que hacer, 17 de los 33 puestos más altos en el Tesoro —es decir, las posiciones que por ley se encargan de diseñar las directrices— siguen vacantes. Entre estos están el Subsecretario de Finanzas Internas e Internacionales, y las Secretarias Auxiliares que supervisan el Desarrollo Internacional, los mercados financieros y la política fiscal. Hay ocho candidatos que están esperando sus audiencias de confirmación, y otros nueve que necesitan ser nombrados. Y mientras los funcionarios del Tesoro minimizan el hecho de que haya vacantes, un asesor de alto nivel de la comisión de Finanzas del Senado se quejó en privado con el Washington Times que la Casa Blanca ha estado lenta en presentar toda la documentación sobre los nombramientos que se necesita para iniciar el proceso de examen.