La energía nuclear es parte importante de los acuerdos económicos Rusia-China

21 de octubre de 2009

por Marjorie Mazel Hecht, jefa de redacción de la revista 21st Century Science & Technology 21 de octubre de 2009 (LPAC).— Rusia y China emprenderán un avanzado proyecto nuclear, como parte del paquete de acuerdos bilaterales firmados la semana pasada, que Lyndon LaRouche caracterizó como una "movida inteligente" y un paso adelante hacia su propuesta de un Acuerdo de las Cuatro Potencias para lanzar un nuevo sistema crediticio a nivel mundial.

Además de los proyectos convencionales de reactores nucleares, el primer ministro ruso Putin y el premier chino Wen Jiabao firmaron un acuerdo para seguir adelante con el trabajo de diseño de dos reactores de cría rápidos enfriados por sodio de 850 megavatios a construirse en China. Este reactor nuclear avanzado le ayudará a China a lograr la autosuficiencia en su ciclo de combustible nuclear al "criar" nuevo combustible nuclear a la vez que produce electricidad. Rusia y China ya están cooperando en la operación de un reactor rápido pequeño - 65 megavatios-, el Reactor Rápido Experimental Chino en el Instituto Chino de Energía Atómica, cerca de Beijing.

En los días de Átomos para la Paz de fines de los 1950 y principios de los 1960, se consideraba a los reactores de cría rápidos como parte esencial del potencial increíble del átomo para mejorar los niveles de vida y económicos en el mundo, debido a que el reactor rápido puede producir más combustible nuclear que el que consume, eliminando así una posible escasez futura de combustible y dándole un significado real al concepto de energía renovable. La oligarquía maltusiana, con el fin de reducir la población mundial, se movilizó para evitar el desarrollo de los reactores de cría rápidos comparando los reactores rápidos a las bombas de plutonio, en aras de la "no proliferación".

El reactor rápido trabaja usando neutrones rápidos de una reacción de fisión, para convertir una "cobija" de material fértil (pero no fisionable) en torno al núcleo del reactor -uranio 238 o torio 232- en plutonio, como un nuevo combustible de fisión.

En un reactor convencional, un moderador -generalmente agua— desacelera los neutrones rápidos del proceso de fisión, con el fin de mantener un proceso de fisión más eficiente del uranio enriquecido para producir calor. En el reactor rápido, no se moderan los neutrones rápidos. Cada fisión produce 25% más neutrones que en el ciclo de combustible de uranio; los neutrones extras convierten la cobija de combustible no fisionable en plutonio fisionable.

Aparte de producir energía y combustible, el reactor rápido también puede usar los neutrones rápidos para quemar los radioisótopos de alto nivel en el combustible nuclear consumido. También se puede acoplar con el proceso de fusión en un híbrido fusión/fisión, que se preveía como un paso adelante hacia un reactor de fusión completo.

E.U. se queda atrás

Japón seleccionó el reactor rápido como su reactor para el Siglo XXI, con la intención de volverse autosuficiente en la producción de energía al producir su propio combustible nuclear. India planea usar un reactor rápido con un ciclo de combustible en el Torio, debido a que tiene abasto pleno de torio. Los rusos usan el reactor rápido para la desalinización; el reactor BN-350 de Rusia funcionó durante 27 años en Kazajstán. Otro reactor de cría rápido, el BN-600 le ha estado suministrando electricidad a la red eléctrica desde 1980, y Rusia tiene un reactor rápido más grande y están trabajando sobre otros diseños del ciclo de combustible.

Estados Unidos se ha quedado atrás. Aunque E.U. fue pionero en el diseño de cría, operando un reactor de cría experimental, EBR1, en Idaho en 1951, que producía la suficiente energía como para mantener funcionando las instalaciones donde estaba, el programa de reactores rápidos se ha venido clausurando repetidamente, entre ellos el Reactor de Cría Clinch River en los 1980, y el Reactor Rápido Integral en los 1990. La Instalación de Prueba de Flujo Rápido (FFTF por siglas en inglés) en el estado de Washington fue víctima de continuos ataques, hasta que recibió la sentencia de muerte con George W. Bush en el 2005. Al mismo tiempo, Bush creó un proyecto de desarrollo de reactores rápidos nominal bajo el GNEP (Asociación Global de Energía Nuclear), que en realidad tenía el objetivo de mutilar el desarrollo del reactor rápido y el reprocesamiento de combustible, al ligarlo a la "no proliferación" y asustando a la gente con la mentira de que plutonio es igual a bombas.