La normativa para matar a los pacientes en Florida se hace eco del Dr. "Matasanos" de Obama

23 de octubre de 2009

22 de octubre de 2009 (LPAC).— El Departamento de Salud de Florida circuló instrucciones preliminares a los hospitales del estado, en caso de una pandemia de influenza "abrumadora", para que no acepten y por lo tanto conscientemente maten a pacientes en peligro de muerte, en categorías seleccionadas, y para que quiten a ciertos pacientes de los ventiladores que los mantienen con vida para ayudar a otros pacientes, en categorías aprobadas.

Según el reportero de Propublica.org Sheri Fink, el proyecto de normativas fue enviado en junio a 16 organizaciones médicas estatales para que lo comentaran, pero no se ha dado a conocer al público en general. (El reportero puso la normativa en Internet).

Según se imprimió originalmente el 11 de marzo de 2009, la normativa lleva el título, "Pandemia de Influenza: Guía de Asignación de Recursos Escasos y Triage", en donde solo se identifica al autor o autores como el "Comité de Asesoría Técnica ante Pandemia de Influenza".

Entre los destinados a ser asesinados al no admitirlos en los hospitales de Florida está cualquier paciente que tenga la condición de "no vivir", que puede haberse derivado de haber firmado un Testamento Vital; personas con "quemaduras severas con menos del 50% de posibilidades de sobrevivencia"; "desordenes conocidos intratables que de modo uniforme son fatales en los primeros 2 años de vida". etc.

El proyecto de normativa de Florida pareciera reflejar el trabajo del estratega sobre política médica de Obama, Dr. Ezekiel Emanuel, quien preside el departamento de Bioética del Instituto Nacional de Medicina, y funge como el principal asesor sobre política de salud del director de presupuesto de Obama, Peter Orszag. En su artículo en la revista Science del 12 de mayo de 2006, ("¿Quien debe recibir la vacuna contra la influenza cuando no todos pueden?"), Emanuel pide un "marco ético alternativo" para dejar que se mueran los ancianos. A esto le llama un "principio refinado de asignación del ciclo de vida": se les debe dar prioridad a las personas entre 13 y 40 años porque sus vidas tienen más valor; el valor de los mas viejos ya se desgastó, y en los muy jóvenes todavía no se ha invertido mucho en ellos.

Esta estrategia resurgió en el infame artículo de Emanuel en la publicación médica británica Lancet del 31 de enero de 2009, ("Principios para asignar intervenciones médicas escasas"), que lanzó la estrategia de eutanasia para el nuevo gobierno de Obama; después lo llamó el "sistema completo de vidas", en donde el rango de edades para aquellos que NO debían morir se reducía un poco, de 15 a 40 años.

El artículo en Lancet de Emanuel sirvió como prueba positiva para los expertos competentes, de que eran mentiras sus protestas de que él se oponía a la eutanasia, y que efectivamente admite que promueve el genocidio. Si bien está claro que Emanuel ha incluido su política en la reforma a los servicios de salud nazi de Obama, es crucial ahora considerar si también está decidiendo la respuesta genocida ante una pandemia de influenza.

Las autoridades de Florida que favorecen la eutanasia las encabeza el profesor de la Universidad de Miami, Kenneth Goodman, director de la Red Bioética de Florida. Goodman es uno de los cuales el estado está procurando como guía para revisar las directrices preliminares del triage.

Ahora el Departamento de Bioética de Goodman en la Universidad de Miami está invitando a Ezekiel Emanuel en persona a una sesión de peritos solo por invitación para quemarse los sesos sobre quien debe morir. Emanuel pronunciará una disertación sobre ética en viernes, 30 de octubre a las 6 p.m. en el auditorio Storer, con el título, "¿Quien debe recibir el hígado para el transplante? La ética de asignar recursos escasos".