La trampa afgana se vuelve más pegajosa

2 de noviembre de 2009

1 de noviembre de 2009 (LPAC).- La trampa en Afganistán en la que han estado trabajando los británicos para engatusar al gobierno de Obama, se volvió más pegajosa hoy con el anuncio de Abdullah Abdullah, el ex ministro del Exterior Afgano, que era el principal contendor del presidente Hamid Karzai a la Presidencia, de que no participaría en la segunda vuelta electoral del 7 de noviembre. Según la Associated Press, Abdullah dijo que había tomado la decisión después de que Karzai rechazó su demanda de cambios en la Comisión Electoral Independiente y otras medidas que evitarían un fraude masivo, como ocurrió en la primera vuelta electoral el 20 de agosto. Parecería que esto pone el tela de juicio la legitimidad de las elecciones y la legitimidad del próximo gobierno, pero el funcionario de más alto rango de la ONU en Kabul, Kai Eide, dijo en una declaración que el paso siguiente es "llevar el proceso electoral a que se cierre de una manera legal y oportuna" Y la secretaria de Estado de E.U. Hillary Clinton dijo el domingo que "Ahora es cuestión de que las autoridades afganas decidan una manera de llevar este proceso electoral a una conclusión, de acuerdo con la Constitución afgana".

Mientras tanto, Peter Galbraith, quien fue despedido el mes pasado como subdirector de la misión de la ONU en Afganistán después de que alegó que había habido un fraude masivo en las elecciones del 20 de agosto, dijo que Karzai va a llevar a cabo el mismo fraude masivo que hizo antes. En declaraciones al London Times antes de que Abdullah anunciara su decisión, Galbraith dijo, "ha quedado claro que Karzai no tiene intenciones de llevar las reformas a cabo. Simplemente pretende repetir el mismo fraude ". Todo esto dijo "hace que la guerra afgana se vuelva menos posible de ganar".