Desconsolador informe sobre empleos, el último golpe a Obama y su Obamasalud

8 de noviembre de 2009

7 de noviembre de 2009 (LPAC).- Luego de la sacudida por los contrariados resultados electorales del 3 de noviembre, y las manifestaciones de ciudadanos enfurecidos el 5 de noviembre en el Capitolio, el desconsolador informe sobre un desempleo de 10.2% dado a conocer el 6 de noviembre, golpearon duro al presidente Obama el viernes, y bien pudiera ser el punto final de su propuesta legislación para "reformar a los servicios de salud" modelada en los nazis. El anuncio del dirigente de la mayoría demócrata, congresista Steny Hoyer de que "ahora no tenemos los votos suficientes" se produjo solo horas después de que la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS por siglas en inglés) informó que la tasa oficial de desempleo, aunque sumamente subestimada, había sufrido un salto completamente "inesperado" de cuatro décimas en octubre, a 10.2%.

La economía de EU ha perdido entre 1 y 1.5 millones de empleos desde que "terminó la recesión y empezó la recuperación" en junio; se han perdido entre 5 y 5.2 millones de empleos con Obama en la Casa Blanca; han sido eliminados, desde que el "estímulo" se convirtió en ley, más de 400,000 trabajos en la construcción y más de 400,000 empleos manufactureros.

Hasta los republicanos, sin idea de lo que pasa, han empezado a pegar de gritosÑ "¡Hagan algo ahora sobre el empleo, no sobre la salud!". Para millones de estadounidenses furiosos, la consigna pudiera ser "¡Detengan la 'recuperación' asesina, antes de que nos mate a todos nosotros! Muevan la tierra, construyan infraestructura, acaben con los rescates y generen empleos".

El Presidente idiota no sabía que hacer, en una declaración de mediodía desde el Jardín Rosado de la Casa Blanca; asesores suyos como Larry Summers y Peter Orszag le habían dicho que, finalmente, el desempleo no iba a ser superior al 7.8% después de que se aprobara su ley de "estímulo". Todo con lo que pudo salir el Presidente fue que la ley que acababa de firmar extendiendo a 14 semanas las prestaciones federales por desempleo iba a crear nuevos empleos! Y que también iba a crear empleos la extensión por ocho meses más del paquete inútil de exención de impuestos para los compradores de vivienda. Fueron declaraciones insensatas.

Lo que realmente sucedió con el desempleo en octubre fue que se alcanzó la marca roja brillante del punto de desintegración económico y financiero que Lyndon LaRouche había insistido se iba a alcanzar en este mes. La BLS informa que se eliminaron unos 190,000 puestos de trabajo tanto del sector público como del privado. Pero su encuesta demográfica de las familias estadounidenses sugiere algo todavía peor: que un poco menos de 600,000 estadounidenses se convirtieron en nuevos desempleados en octubre y 260,000 de ellos abandonaron la fuerza laboral totalmente desanimados. Ese es el desplome, como LaRouche había pronosticado.

Su propuesta de reorganización por quiebra del sistema monetario y bancario y un sistema de crédito para la infraestructura lanzado por las "cuatro potencias", Estados Unidos, China, Rusia e India, funcionaría para revertir este desplome, ninguna otro política funcionará.