LaRouche respalda juicio antimonopolios contra Monsanto

30 de noviembre de 2009

30 de noviembre de 2009 (LPAC).- Lyndon LaRouche se unió hoy con entusiasmo a los llamados para que se investigue y aplique la ley antimonopolios a Monsanto, el cartel agrícola, que tiene en su poder las patentes sobre semillas modificadas genéticamente y es uno de los factores principales en la globalización de la hambruna. Hoy, según un artículo de primera plana del Washington Post un 93% de la soya y un 80% del maíz sembrado en Estados Unidos proviene de semillas modificadas genéticamente producidas por Monsanto. El control de hierro de Monsanto del mercado de semillas deriva de otra de sus principales líneas de productos agrícolas, los herbicidas químicos. Su herbicida glifosato, con la marca comercial Roundup, ha dominado el mercado desde los 1970, y cuando Monsanto se diversificó hacia las semillas con ingeniería genética, se enfocaron en las semillas resistentes a Roundup, estableciendo el monopolio casi total del que gozan actualmente. Está por demás decir, que constantemente están elevando los precios tanto de Roundup como de sus semillas de soya y maíz genéticamente modificadas. Durante el gobierno de Bush, hubo una política de manos libres, alega el Post, que está a punto de cambiar. Un documento reciente del Instituto Americano Antimonopolios argumenta que Monsanto es un monopolio tan grande en el sector agrícola que dejan por fuera hasta a competidores tan gigantescos como DuPont.

Lyndon LaRouche no solamente se une a la idea de una acción antimonopolios en contra de Monsanto. En su reciente conferencia transmitida por Internet y en sus escritos, ha puesto al descubierto toda la estafa de la globalización, que es parte de un asalto concertado en contra de las soberanías nacionales, empezando con las capacidades de las naciones de producir los suficientes alimentos para sus propias poblaciones. Las políticas de los carteles como Monsanto es el acaparamiento mediante la monopolización, a la vez que, promueven políticas que matan a escala masiva, mediante la hambruna.