IPCC promueve la solución final: "come menos carne"

2 de diciembre de 2009

2 de diciembre de 2009 (LPAC).- El presidente de Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (PICC), Rajendra K. Pachauri, muestra sus verdaderos colores genocidas al suscribir una campaña para reducir a la mitad el consumo de carne. El 3 de diciembre el Parlamento Europeo será el anfitrión de una conferencia de Pachauri y sir Paul McCartney, quienes van a tratar de convencer a los miembros del Parlamento Europeo de que se tiene que reducir el consumo de carne con el fin de reducir las emisiones de CO2. La audiencia se titula "Calentamiento global y política alimenticia: menos carne = menos calor". El ex Beatle McCartney representa una organización británica con el nombre Orwelliano de "Compasión en la Agricultura Mundial" (CWF por siglas en inglés), que por supuesto está conectada al Fondo Mundial por la Vida Silvestre (WWF por siglas en inglés) y encabeza esta campaña en contra de la carne. McCartney y Pachauri pronunciaran sendos discursos y sostendrán una conferencia de prensa.

El "científico" McCartney presentó el tema de la conferencia en un artículo publicado en medios de prensa internacionales, argumentando que "si la familia promedio en el Reino Unido reduce el consumo de carne a la mitad, se reducirían más las emisiones, que reduciendo a la mitad el uso de automóviles". Sir McCartney citó un "nuevo estudio" de la CWF y Amigos de la Tierra, titulado "Comiéndose al Mundo" y balbuceó sobre supuesta "evidencia" de que "la producción de carne es una de las principales causas del cambio climático".

Los discursos de Pachauri y McCartney estarán precedidos por el discurso de apertura del presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek. La conferencia de prensa estará presidida por el miembro del parlamento europeo Edward McMillan-Scott.

El proponer un límite al consumo de alimentos, en un momento en el que literalmente miles de millones de personas sobre el planeta no tienen suficientes alimentos para simplemente sobrevivir, es un complot genocida, diseñado para reducir la población humana. Es más, ya ha quedado demostrado como con el reciente escándalo de los correos electrónicos de East Anglia que el calentamiento global causado antropogénico, producto de las emisiones de CO2 producidas por los humanos, es un fraude total.

Compárese esta política antihumana de recortar el consumo humano con las propuestas de Lyndon LaRouche, que pone el acento en el aumento del poder de la humanidad sobre el universo. Compárese la perspectiva terrenal de la humanidad con la perspectiva de la cual LaRouche ha sido el adalid: mirar adelante, las futuras colonizaciones de Marte de la humanidad!