"No funcionará" la política de Obama para Afganistán y Pakistán

4 de diciembre de 2009

3 de diciembre de 2009 (LPAC).- Después de meses de deliberaciones y sopesar los pros y contras, el presidente Obama pronunció su segunda declaración política sobre Afganistán y Pakistán (Af-Pak, como le dice la prensa estadounidense) el 1 de diciembre, frente a una multitud de cadetes con caras largas en West Point. Lyndon LaRouche dijo en resumidas cuentas que ésta política: "no va a funcionar". Numerosos críticos tanto internos como extranjeros aprovecharon la oportunidad para atacar a Obama, destacando lo impracticable de dicha política.

Obama cayó bajo ataque por pasar totalmente por alto los hechos. Atacó violentamente a Kabul por ser corrupto y un mal gobierno, pero nunca mencionó ni siquiera de pasada, que las redes de trafico de heroína y opio masivas, establecidas durante la ocupación de la OTAN/EU, están alimentando a los terroristas, así como también a los banqueros en la City de Londres y Wall Street.

Tampoco informó que el Talibán no es un producto afgano, sino que nació en territorio paquistaní en 1994 con dinero saudí y el respaldo de los servicios de inteligencia (ISI) paquistaní, con los británicos jalando los hijos tras bambalinas. Fuerzas similares nutrieron a al-Qaeda y le dieron refugio en territorio afgano. Al Qaeda y el liderato del Talibán afgano se escaparon de ser derrotados por las fuerzas de EU posteriores al 11 de septiembre, refugiándose en territorio paquistaní.

Segundo, Obama habló de construir un Ejército Nacional Afgano (ANA, por sus siglas en inglés) adecuadamente entrenado para entregarle la responsabilidad sobre la seguridad en Afganistán. Contempla lograr esto en 18 meses, antes de que inicie el supuesto retiro paulatino de las tropas estadounidenses de Afganistán. El hecho sigue siendo que el ANA está lleno de individuos no Pashtuns (especialmente Tajiks) y las tropas de la OTAN y EU están combatiendo a la comunidad Pashtun. Obama sabe que es una mentira decir que las tropas de la OTAN y EU están combatiendo al Talibán. De hecho, solo uno de cada 10 insurgentes en Afganistán es Talibán. También se ha probado una y otra vez que el ANA no quiere combatir a los insurgentes Pashtun. No tienen la motivación para combatir a los Pashtun a nombre de las fuerzas de ocupación.

Debido a estas tergiversaciones, y otras más, el analista de inteligencia de alto nivel de India, Richard Hass del Consejo de Relaciones Exteriores (CFR por siglas en inglés) y la CNN los dos descartaron sumariamente el plan por estar condenado a fracasar. En la audiencia del 2 de diciembre de la Comisión de Servicios Armados del Senado, la secretaria de Estado Clinton, el secretario de la Defensa Gates y el jefe del Estado Mayor Conjunto, Mullen, defendieron el plan del Presidente aunque se mostraron bastante inquietos sobre su contenido. La secretaria Clinton lo resumió diciendo: "La tarea que enfrentamos es tan compleja como cualquier desafió a la seguridad nacional en el transcurso de nuestra vida. No vamos a tener éxito si la gente ve este esfuerzo como la responsabilidad de un solo partido, una sola agencia dentro de nuestro gobierno, o un solo país...".