Investigadores rusos desenmascaran el fraude climático de los británicos

19 de diciembre de 2009

18 de diciembre de 2009 (LPAC) – El Instituto de Análisis Económico (IAE), con sede en Moscú y vinculado al Instituto Cato de Estados Unidos, manifestó en un nuevo informe que el Centro Hadley para el Cambio Climático y la Unidad de Investigación Climática de Anglia del Este de Gran Bretaña han “escogido de manera selectiva” de entre los datos suministrados por las estaciones metereológicas rusas para su base de datos, exagerando así las estimaciones de “calentamiento” en Rusia. Hadley utilizó selectivamente solo el 25% de las estaciones para su base de datos, excluyendo completamente el 40% del territorio ruso. La IAE pasó revista de informes metereológicos de los últimos 130 años, que no respaldan las cifras de Hadley.

Los analistas del IAE señalan que aquellas estaciones que muestran temperaturas consistentes o incluso de enfriamiento, fueron excluidas por Hadley, y al mismo tiempo Hadley utilizó información que muestra el calentamiento urbano, en lugar de las estaciones remotas que ofrecen datos correctos. También utilizaron información incompleta que enfatiza un efecto de calentamiento, en lugar de utilizar observaciones completas. En general, el informe del IAE afirma que el incremento real en la temperatura entre 1877 y 1998 fue exagerado en 0,64 grados Celsius. De aplicarse en todos los casos, tal exageración incrementaría considerablemente la tasa de cambio de las temperaturas globales, declara el informe del IAE.

El IAE dice que no se puede precisar el verdadero nivel de distorsión en el actual modelo climático hasta que los cálculos se completen utilizando información completa y correcta, a diferencia de la información fraudulenta que se utilizó.