LaRouche responde una pregunta sobre el imperio británico

3 de enero de 2010

28 de diciembre del 2009 (LPAC)--

Para: xxxxxxx

Toda la evidencia que va y viene de la cumbre de Copenhague muestra que al presente sólo existe una fuerza mayor del mal

verdadero sobre el planeta: el actual Imperio Británico, el único verdadero imperio que existe hoy sobre este planeta. Esto no es debido a que el Imperio Británico es malo, sino que como lo deja ver la reciente conducta del títere británico y Presidente de los Estados Unidos, en cuanto a su política poblacional y de servicio de salud, es más satánico, en su práctica declarada, que lo que fuera el régimen de Hitler. "Britannia delenda...!"

Este asunto tiene dos implicaciones categóricas. La primera es la implicación de las acciones criminales en lo moral contra los Estados Unidos y ciertas otras naciones por parte de la monarquía británica. La segunda, que tiene que ver con el acuerdo de las cuatro potencias de los EUA, Rusia, China e India (representando a la mayoría de la raza humana), las acciones necesarias para rescatar al mundo del acelerado descenso en picada actual hacia las profundidades de una nueva era de tinieblas planetaria.

LA AMENAZA BRITÁNICA A LA EXISTENCIA DE NUESTROS EUA

Entre los objetivos británicos para su causa pro satánica de hoy, está la destrucción de Estados Unidos desde adentro, tal como se ve en el hecho de los accesorios pro satánicos, diseñadas por el gobierno británico e impuestas en la versión del Senado de la ley de servicio de salud.

Todavía más, las acciones británicas, que han usado a su títere, el Presidente Obama, para este fin, para introducir ese elemento del Senado, mostraron el carácter satánico del IMAB pertinente de la ley.

Comparen el "por toda la eternidad venidera" de la versión británica del Tratado de Lisboa con el mismo lenguaje dentro de la ley del Senado impuesta por el recurso británico conocido como la Presidencia de Obama. El ataque a la existencia misma de nuestro sistema de gobierno, realizado en la forma en que Gran Bretaña ha convertido a los Estados europeos del sistema del euro en colonias de un sistema europeo de la libra esterlina británica independiente del euro; y comparando ese lenguaje de esa acción contra los Estados europeos del continente con la idéntica formulación presentada en nombre del Tratado de Lisboa (aunque parte fue rechazada por el tribunal alemán) de "para toda la eternidad" tanto con la iniciativa británica del Tratado de Lisboa como la declaración de la dictadura de Adolfo Hitler de "para toda la eternidad", tenemos tanto el carácter en esencia nazi de la actual monarquía británica como el virtual acto de guerra contra los Estados Unidos.

Se debe derribar a la monarquía británica ahora, y obligar al actual Presidente estadounidense a abandonar su servidumbre sumisa presente ante el amo británico de este momento.

En espera de que se completen esas purgas, nuestro Estados Unidos debe comenzar a actuar conforme a estas realidades.

EL PROYECTO DE LAS CUATRO POTENCIAS

Para plantear los hechos en términos estrictos, EUA ha estado por décadas en un proceso de deterioro físico económico, desde el día siguiente a la muerte de Franklin Delano Roosevelt, cuando el presidente entrante Harry Truman de hecho le besó el trasero a Winston Churchill, y procedió a acabar con el potencial de crecimiento económico a largo plazo de EUA, introdujo la política del mariquita John Maynard Keynes que FDR había suprimido en ocasión de la conferencia de Bretton Woods de 1944. Truman remplazó la política anticolonial de FDR, actuando en concierto con Churchill para reconstruir los imperios británico, francés y holandés, para intentar mantener dichos imperios a través del uso ampliado de la fuerza militar. Así, nosotros casi nos autodestruimos en la prolongada guerra de Indochina hecha posible por el asesinato del presidente John F. Kennedy.

Para el comienzo de 1965, la economía estadounidense entró en una fase de contracción neta de su infraestructura económica básica; a través de las acciones británicas, devaluando la libra en el otoño de 1967, EUA se sumió en la crisis de enero-febrero de 1968, que desató a la chusma académica tal como Herbert Marcuse y los terroristas Weatherman y, el dólar fue enviado a la baja por el presidente Nixon, en agosto de 1971. En EU, hemos estado en la garra de un proceso de desintegración desde agosto del 2007, y estamos al borde de la disolución total en el período venidero.

El aspecto característico de esta destrucción del futuro económico del mundo en el período de la posguerra, orquestada por los británicos, es la diligencia de la política imperial de esa monarquía representada por tales como el príncipe Felipe y sus cómplices, el ex hombre de Hitler príncipe Bernardo de los Países Bajos, los llamados "bilderbegers". Ya, con la adopción del Tratado de Lisboa, no hay en realidad Estados nacionales soberanos existentes en "Eurolandia".

Como consecuencia, se ha producido un cambio estratégico del centro de gravedad de la economía mundial del Atlántico hacia el Pacífico, y también de la civilización. Estados Unidos debe asumir su lugar y papel propios, junto con Rusia, China e India para encabezar a la humanidad en su totalidad hacia una recuperación económica del desastre que sigue lanzando el sistema atlantico.

- - Lyndon.