Demanda de California pone al descubierto a la AIG como una empresa delictiva Enron, y ahora bajo control del gobierno de EU

15 de enero de 2010

14 de enero de 2010 (LPAC).- Una demanda presentada el año pasado en el Tribunal Superior del Estado de California en el condado de Los Angeles, en contra de la AIG., por parte del bufete de abogados Aguirre, Morris y Severson LLP, con sede en San Diego, en representación de Linda M. Harris y el Independent Financial Group Inc., puso al descubierto a la gigantesca reaseguradora AIG, que ahora controla el gobierno federal, como una empresa delictiva en curso, y demanda un requerimiento judicial preliminar.

La demanda dice lo siguiente:

"La AIG directamente y mediante sus compañías subsidiarias, está involucrada, se ha involucrado y continúa involucrándose en prácticas empresariales inicuas, fraudulentas e ilegales. Los demandantes solicitan un requerimiento judicial preliminar que le ordene a la AIG y compañías afiliadas que hacen negocios en California que se abstengan de: (1) transferir, combinar e invertir los bonos, acciones y fondos de las compañías aseguradoras de la AIG con el propósito de especular en inversiones no permitidas bajo las regulaciones aplicables sobre seguros incluyendo invertir los fondos combinados de la compañía aseguradora AIG en posiciones cortas apalancadas en una única clase de activos; (2) emitir acuerdos y garantías de apoyo por, para y entre las compañías afiliadas a la AIG por cantidades que la AIG y las compañías afiliadas a la AIG no tienen la capacidad financiera de pagar; (3) emitir acuerdos de reaseguro a las afiliadas de la AIG sin las reservas adecuadas bona fide para cumplir cabalmente con los compromisos de reaseguro; (4)emitir compromisos por incumplimientos crediticios a niveles superiores a la capacidad financiera de AIG para pagarlos, a la luz del apoyo, las garantías, y los compromisos de reaseguros; y (5) emitir declaraciones anuales y trimestrales a los portadores de las pólizas en California de las compañías aseguradoras de la AIG, que hacen negocios en California, que tergiversa las condiciones financieras de las compañías emisoras".

" La AIG fusionó los fondos, las acciones y bonos de las compañías aseguradoras que controla en un fondo compensatorio y después especuló insensatamente con los activos de otras personas en formas que están totalmente fuera de las regulaciones aplicables. La AIG aceptó obligaciones financieras en la forma de acuerdos de apoyo, garantías y obligaciones por inversiones aseguradas conocidas como swaps por incumplimientos crediticios que excedían en mucho la capacidad de pago de la AIG. La AIG hizo falsos acuerdos de aseguro con el propósito de remover obligaciones de las declaraciones financieras de sus compañías aseguradoras para dar la falsa impresión de que las compañías eran sanas financieramente. Finalmente, la AIG emitió declaraciones financieras en nombre de sus compañías aseguradoras a los tenedores de pólizas de California en donde se exponía falsamente hechos materiales y se omitían hechos materiales".

La moción de amparo judicial destaca significativamente: "Como lo admitió el hombre que se convirtió en el presidente ejecutivo de la AIG después de su desplome financiero, Edward M. Liddy, convirtieron a la AIG en un 'fondo compensatorio interno' que estaba 'sustancialmente sobreexpuesto a los riesgos del mercado'. Los demandantes que compraron anualidades conservadoras con prestaciones por muerte no firmaron aceptando los riesgos a los que se vieron forzados por el manejo deshonesto de la AIG".

"Bajo el paraguas de una operación masiva y clandestina de fondo especulativo, las compañías demandadas han apoyado acuerdos entre ellos en donde acuerdan esencialmente pagarse obligaciones unos a otros, contratos de reaseguro ilegales unos con otros sin tener los activos suficientes para cubrir la exposición, emisión de 'garantías' a las compañías afiliadas sin registrar el pasivo de una manera legal y transparente, y sin tener el capital suficiente para cubrir las obligaciones del reaseguro y/o las garantías, e involucrarse en prácticas financieras ilegales de 'adornar las ventanas' entre otras prácticas ilegales".