El estímulo de la Casa Blanca genera fraudes y los salva

15 de enero de 2010

14 de enero de 2010 (LPAC).- El 13 de enero el Consejo de Asesores Económicos del Presidente Obama salieron de nuevo con su cantaleta sobre la ley de "estímulo", y ahora debemos de creerles que se "crearon o salvaron" entre 1.5 y 2 millones de empleos con el estímulo durante el 2009, con más de la mitad de sus subvenciones y recortes fiscales ya asignados.

La aseveración es una mentira bastante transparente, considerando que los empleadores han eliminado más de 5 millones de puestos de trabajo, netos, durante el primer año de Obama, y otros 2.5 millones de trabajadores más abandonaron la fuerza laboral en ese mismo período.

Y la fórmula de la Casa Blanca para "salvar y crear empleos" fue totalmente refutada por investigadores y reporteros que verificaron la supuesta creación de dichos empleos con los proyectos de la ley de estímulo del otoño.

Pero ahora, Peter Orszag, el director de presupuesto de Obama y su "Igor" para la eutanasia en los servicios de salud, se adelantó a "salvar" el fraude descubierto de los empleos por el estímulo, y "creó" uno más grande. Orszag emitió una orden en diciembre a todas las agencias federales, para que "cambien los lineamientos" para contabilizar los empleos "para evitar el tipo de errores y confusión que ocurrieron cuando se dieron a conocer las primeras cifras en octubre".

El memorándum de Orszag utilizó el principio simple de Pinocho. Se les ordenó a las agencias, que en cualquier proyecto, de una agencia estatal o local, o compañía que haya recibido una ayuda por la ley de estímulo, que contabilizara todos los empleos en esa localidad ¡como "salvados o creados" por la ley de estímulo!

Por ejemplo, cuando la Chrysler reportó un contrato por $53 millones para construir 3,000 vehículos del gobierno el otoño pasado, enlistó cero empleos porque usó a los trabajadores existentes para cubrir las órdenes; pero con el nuevo reglamento de Orszag, tendría que enlistar el número total de sus trabajadores de la producción. El departamento correccional de California reportó que se "salvaron o crearon" 18,000 empleos debido al dinero del estímulo que recibió. Solo planeaba despedir a 5,000 funcionarios, pero ahora con el dinero del estímulo va a poder mantener a todos sus trabajadores en la nómina, ¡según el "principio Orszag" de creación de empleo!