Los británicos hacen alarde de sus intenciones de aislar a África del acuerdo de las Cuatro Potencias

15 de enero de 2010

14 de enero de 2010 (LPAC).- El imperio británico ha lanzado una serie de operaciones en contra del mayor productor de petróleo de África, Nigeria, para dejarle en claro a las cuatro potencias que no se va a permitir ningún tipo de colaboración con las naciones Africanas, que tenga que ver con un intercambio de materias primas por desarrollo. Dos artículos sobre Nigeria en el Financial Times de Londres confirman esto.

Nigeria, Sudán, (otro productor petrolero y ya colaborador de China) y Guinea (que tiene enormes reservas de bauxita y mineral de hierro y a quien China le ofreció un acuerdo por $7 mil millones de dólares), son todos blancos de conflicto, caos y desplome de sus gobiernos. Nigeria es el quinto exportador de petróleo a Estados Unidos, con reservas de por lo menos 35 mil millones de barriles de petróleo, y 100 billones de pies cúbicos de gas natural.

Nigeria es blanco de tres operaciones de desestabilización en rápida sucesión, que podrían arrastrar a la nación más poblada de África -como amenaza hoy el Times de Londres- a su peor crisis política desde que se puso fin a sus gobiernos militares en 1998: 1) violencia que tiene como blanco la infraestructura petrolera; 2) manifestaciones de miles, manipulados por las redes fabianas británicas, debido a que el presidente Uramu Yar'Adua ha estado ausente del país durante siete semanas, por encontrarse en Arabia Saudita en tratamiento por problemas cardiacos; 3) están amenazados los acuerdos petroleros entre Nigeria y Estados Unidos después de los roces diplomáticos actuales entre los dos países porque EU puso a Nigeria en la lista de naciones terroristas debido al terrorista con la bomba en sus interiores, según el Daily Independent de Lagos de hoy.

Hecho 1: Un ataque a un oleoducto de Chevron el 8 de enero forzó el corte de la producción. El ataque puede poner en peligro el acuerdo de amnistía para los militantes que se obligaron junto con el gobierno a un cese al fuego vacilante de cuatro meses, en octubre, con el cual las compañías petroleras occidentales, entre ellas Chevron, Exxon Mobil Corp., y Royal Dutch Shell, pudieron aumentar la producción petrolera de Nigeria a casi 2 millones de barriles diarios de cerca de 1.6 millones de barriles. Pero debido a la violencia en los campos petroleros en el interior, la Royal Dutch Shell anunció recientemente que está buscando compradores para 10 de sus propiedades productoras de petróleo en tierra en Nigeria. Se dice que China National Petroleum Corp. es una posible compradora

Hecho 2: Un juez de una corte superior dictaminó hoy en Nigeria que el vicepresidente puede tomar decisiones ejecutivas, que es lo que está pidiendo hoy el editorial del Financial Times. Dado que el vicepresidente es del sur, y la política del país tiende a estar dominada por el norte (una reliquia del colonialismo británico), la movida podría ser un factor desestabilizador adicional. El presidente Yar'Adua decidió hoy, antes del dictamen, romper su silencio de 50 días llamando a la BBC, no a Nigeria, para decirles que se estaba recuperando.

Hecho 3: La Asamblea Nacional de Nigeria ha amenazado con un rompimiento de los lazos diplomáticos con EU, si no remueve, antes de una semana, su nombre de la lista de terrorismo, según un periódico nigeriano. Los acuerdos petroleros entre los dos países están en peligro, lo que introduciría un caos mayor.

China e India han estado buscando acuerdos petroleros y de infraestructura con Nigeria. El caos orquestado por los británicos sabotearía estos acuerdos.