China mira hacia la Luna y la fusión nuclear

17 de enero de 2010

16 de enero de 2010 (LPAC).- Como lo informa el Diario del Pueblo de China, el "Proyecto de Investigación Lunar" ganó un premio especial en la entrega de Premios Nacionales sobre Ciencia y Tecnología el 11 de enero durante la Reunión Nacional China sobre Ciencia y Tecnología. Ouyang Ziyuan, científico en jefe del Proyecto de Investigación Lunar de China reveló durante una entrevista que la resolución de las cámaras montadas en el satélite Chang'e-2, programado para lanzarse este año, alcanzan los 7 metros, e incluso un metro cuando el satélite está más cercano a la luna.

Chang'e-2 —que será lanzado a fines de año, seguido por el Chang'e-3, en fecha por determinarse aún— también llevará a cabo pruebas de alunizaje, lo cual constituye realmente lo decisivo de la segunda fase del Programa de Exploración Lunar Chang'e. "No solo pueden llegar a la luna las naves espaciales de China, sino que pueden también alunizar, sentando los fundamentos sólidos para futuras misiones tripuladas y recolección de muestras. El trabajo futuro va a ser más duro" agregó Ouyang.

"¿Cómo podemos usar los recursos de la Luna para resolver la crisis energética en la tierra? Este no es más que uno de los tópicos que estamos estudiando", dijo Ouyang. Hasta la fecha, el "Proyecto de Investigación Lunar" de China ha determinado que hay un millón de toneladas de helio-3 en la superficie de la Luna que podrían cubrir las demandas de energía de la humanidad. En la Tierra no hay más que un poco más de 10 toneladas de helio-3. Sin embargo, en la Luna, debido a que su superficie está expuesta a la radiación solar, los vientos solares pueden abastecer siempre a la Luna con partículas de helio-3 y estos se almacenan en la superficie. Para cubrir toda la demanda (actual) de energía de China solo se necesita el consumo de 8 toneladas de helio-3, equivalente a 220 millones de toneladas de petróleo o cerca de mil millones de toneladas de carbón. "Con el tiempo nos acabaremos el carbón, petróleo y gas natural, así que vale la pena considerar usar los recursos de la Luna para apoyar el desarrollo de la Tierra. Esto es por lo pronto un ideal, y tardará unos 50 años la comercialización de la generación de energía de fusión nuclear".

Cuando se le dio un informe sobre esto, Lyndon LaRouche respondió: Esto va a espantar a los británicos.