Geithner justifica los delitos de la AIG, pero se proclama inocente

17 de enero de 2010

16 de enero de 2010 (LPAC).- El Secretario del Tesoro, Tim Geither, ya bajo investigación por parte de la comisión de Supervisión y Gobierno de la Cámara de Representantes por su papel en el rescate de la American International Group (AIG), justificó uno de los delitos del cual se le acusa, en entrevista hoy con la CNBC. A la vez que niega haber tenido nada que ver con aconsejarle a la AIG que rescatara firmas de Wall Street pagándoles el 100% a cambio de sus seguros tóxicos swap por incumplimientos crediticios, o con aconsejarles que mantuvieran los detalles en secreto, Geithner acepta la decisión.

A una pregunta sobre si la AIG debería de haber llevado a cabo el rescate de firmas como Goldman Sachs al 100%, una de las que tenían en sus manos esos derivados, Geithner respondió: "Oh, absolutamente".

La Comisión de Supervisión le ha solicitado a Geithner que se presente a testificar y aceptó hacerlo el 27 de enero. Su aparición se producirá una semana después de la fecha límite para que la Reserva Federal (Fed) de Nueva York entregue a la comisión todos los correos electrónicos y los memorandos pertinentes al caso.

También ha solicitado el presidente de la Comisión, Edolphus Towns, que comparezca en esa audiencia Neil Barofsky, el Inspector General Especial de TARP; Thomas Baxter, abogado general de la Fed de Nueva York, y Elias Habayeb, ex director ejecutivo de la AIG.

Mientras tanto, Geither apropiadamente sigue bajo ataques despiadados, incluyendo llamados a que renuncie y a su enjuiciamiento legal. Es de destacar la columna del analista financiero John Crudele en el New York Post, titulado "Porqué tiene que ser despedido y enjuiciado el jefe del Tesoro". Crudele hace trizas a Geithner y su "mentor del delito" Hank Paulson por "estar coludidos ilegalmente con Wall Street", como en el caso de la AIG. Su conclusión es concisa y precisa:

"Alguien defecó en el fondo de acciones. Si queremos que el inversionista promedio se eché un clavado para nadar en Wall Street, se necesita drenar el sistema de la corrupción, desinfectarlo y volver a llenarlo con honestidad".

Mientras tanto, el escándalo de la AIG amenaza con extenderse hasta Bernanke. El 15 de enero, Darrell Issa, el republicano de más alto rango en la comisión de Supervisión y Reforma del Gobierno, solicitó se llamara para cuestionamiento al Presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke, y al ex Secretario del Tesoro Hank Paulson, sobre el escándalo de la AIG. Issa dio a conocer su solicitud en una carta, donde agregaba que se debía requerir judicialmente al Tesoro y a la Fed que entreguen documentos sobre el asunto del "rescate tras bambalinas" de la AIG a los bancos que recibieron pagos de la AIG por sus transacciones con derivados.