Al descubierto intercambio de saliva incestuoso en la AIG

20 de enero de 2010

19 de enero de 2010 (LPAC).- El rescate de la cloaca de la pandilla de Londres y Wall Street, la aseguradora gigantesca AIG, se hizo a través de los propios sirvientes de la pandilla en el gobierno de EU. La indagación cada vez más amplia sobre la AIG va a sacar a la luz la naturaleza incestuosa de la camarilla, que comprende al sector público y privado, a cargo de la estafa criminal y su protección.

Todavía no tenemos resultados de las investigaciones totalmente definitivas del escándalo de la AIG listo para estallar en el gobierno de Obama. Pero lo que si le podemos ofrecer el algo de la naturaleza de la bestia que se está cazando.

American International Group (AIG) se creo en los 1960 como una compañía de valores sucursal de la empresa aseguradora C.V. Starr —ligada a Narcotráfico S.A.— un proyecto de penetración y de inteligencia del imperio británico iniciado en China en los 1920.

El protegido y sucesor del señor C.V. Starr, Maurice R. ("Hank") Greenberg convirtió a la empresa global en una telaraña colosal de compañías de ultramar y frentes de inteligencia.

En los 1980-1990, Howard Sosin, Joseph Cassano y otros "genios" se pasaron a la AIG de Greenberg del manicomio de bonos chatarra Drexel Burnham de Michael Milken (antes de que Milken fuera a la cárcel). Crearon y manejaron el comercio con derivados de la AIG, los swaps por incumplimientos crediticios y fraudes variados con los fraudes de pensiones y otras víctimas. Bajo fuego, Greenberg dejó el timón de la AIG en el 2005, antes de que estallara la burbuja en el actual desplome financiero global.

Los investigadores van a tener vadear el torrente de saliva que se intercambió entre la AIG y el resto del eje Londres-Wall Street que se extiende hasta Washington.

Maurice Greenberg fue uno de los directores del Banco de la Reserva Federal (Fed) de Nueva York y se convirtió en su presidente en 1994-95. Los beneficiarios de los timos de la AIG en JP Morgan Chase, Goldman Sachs, son una red de viejos cuates que controlan la Fed de Nueva York y el Departamento del Tesoro de E.U. El actual Secretario del Tesoro Tim Geithner tenía al director ejecutivo de Morgan Chase, Jamie Dimon en su junta directiva en la Fed de Nueva York, cuando Geithner mismo presidió la Fed de Nueva York hasta el 2009, cuando esos chicos le estaban diciendo a la AIG que no revelara que la AIG le estaba pasando miles de millones de dólares de rescate federal a Goldman y a Morgan (rescates aprobados gracias al exdirector ejecutivo de Goldman Sachs, Paulson, quien era entonces secretario del Tesoro).

Un intercambio de saliva interesante: Gregory Arms, un vicepresidente de la AIG y ejecutivo asegurador global, se pasó a la gigantesca empresa administradora de la atención a la salud (HMO) UnitedHealth -con sede en Minnesota y Londres- como primer vicepresidente. Poco después UnitedHealth se trajo al asesor genocida sobre salud de Tony Blair, Simon Stevens de Gran Bretaña, en calidad de alto ejecutivo de UnitedHealth a cargo de manipular el programa sobre la reforma a la salud del gobierno entrante de Obama.