IPCC forzado a tragarse sus palabras sobre el derretimiento de los glaciares del Himalaya

22 de enero de 2010

22 de enero de 2010 (LPAC).- El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) de la ONU, se vio obligado este miércoles a tragarse sus palabras y expresar su "arrepentimiento" por haber publicado las afirmaciones sin fundamento de que los glaciares del Himalaya se iban a derretir para el año 2035, una predicción publicada en su informe del 2007. La IPCC afirmó que la predicción estuvo "pobremente fundamentada. Al elaborar el párrafo en cuestión no se aplicaron apropiadamente las normas sobre evidencias claras y bien establecidas que requieren los procedimientos de la IPCC. El presidente, vicepresidente y copresidentes de la IPCC deploran la aplicación desafortunada de los procedimientos de la IPCC en este caso".

Jairam Ramesh, Ministro de Medio Ambiente de India dijo el martes: "La aseveración de la IPCC de que los glaciares iban a desaparecer para el 2035 no estuvo basada ni en una pizca de evidencia científica".

El mismo día el funcionario de la ONU, Ivo de Boer dijo que parece que ya se corre el riesgo de rompimiento del acuerdo de la cumbre sobre Calentamiento Global de Copenhague. Todavía falta que los países más grandes cumplan con presentar sus planes para reducir sus emisiones antes del 31 de enero, la fecha límite. Menos de dos docenas de países han presentado cartas diciendo que están de acuerdo con los términos del acuerdo de tres páginas. Virtualmente no habido ningún progreso en detallar los términos de los casi $30 mil millones en ayuda financiera de corto plazo.

China, India, Brasil y Sudáfrica, que se van a reunir la próxima semana en Nueva Delhi, no han presentado sus planes para reducir sus emisiones. De Boer dijo que las naciones en el mundo están contando con Obama. "Cualquier persona que se respete le gustaría ver que se cumpla con lo que hemos prometido".

Obama, quien no pudo cumplir antes ni durante la cumbre de Copenhague, tiene menos posibilidades de hacerlo ahora después de lo que sucedió en las elecciones especiales del martes en Massachusetts, que, al igual que la Batalla de Concord de 1775, fue un disparo que se escuchó en el mundo entero.