Abundan los rumores sobre cómo va a tratar Obama de acabar con el programa espacial

28 de enero de 2010

28 de enero de 2010 (LPAC).- En la medida en que se acerca la fecha, 1 de febrero, cuando la Casa Blanca va a dar a conocer la solicitud de presupuesto para la agencia espacial para el año fiscal 2011, crecen los rumores sobre cómo van a destruir el programa de exploración de la NASA. El gobierno de Bush presentó un programa Luna/Marte en el 2004 que nunca recibió el financiamiento necesario, el gobierno de Obama pudiera dar el siguiente paso, declarando que no es ni siquiera necesario.

El programa Luna/Marte se basa en el desarrollo de nuevos vehículos tripulados que reemplacen al Transbordador, y los cohetes Ares-1 para lanzarlos a la órbita de la tierra. Una opción bajo consideración es que los fabricantes privados de cohetes, la mayoría de los cuales hicieron su fortuna como magnates de Internet, y espoleados por el Wall Street Journal, la Fundación Heritage y otros libre cambistas, pudieran recibir miles de millones de dólares de los fondos de la NASA para desarrollar vehículos y lanzadores "privados". (Sobre si van a encontrar a astronautas que quieran volarlos, eso está en duda). Después ayer, el New York Times reportó que el gobierno realizará un "estudio expansivo de varios meses" para ver lo que debe hacer ahora la NASA. Esto no es otra cosa más que sabotearlo dándole largas al asunto.

Sin embargo, el Congreso no se la tragó. Cuando Norm Augustine presentó en septiembre los resultados de las opciones de su panel para la NASA ante la comisión sobre Ciencia y Tecnología de la Cámara de Representantes, promoviendo la "opción privada", miembros de ambos partidos hicieron causa común en contra de la idea de acabar con el actual programa Luna/Marte a cambio del "oro y el moro" de una empresa lucrativa privada. Pero al ver lo que se venía, se incluyó un lenguaje en la ley de autorización del Año Fiscal 2010 de la NASA, que prohíbe al gobierno acabar con el programa actual Luna/Marte, sin la aprobación del Congreso.

La NASA ya ha parado todo su trabajo sobre la parte lunar del programa de exploración, debido a que no existen los fondos. Ya empezaron los despidos en el Centro Espacial Kennedy en Florida y en una planta manufacturera importante en Nueva Orleans, debido a la desaceleración del programa del Transbordador. Y debido a que el programa de reemplazo del Transbordador no ha tenido el financiamiento necesario en los últimos cinco años y está atrasado en su programación, a partir del 2011 los Estados Unidos no van a tener cómo transportar astronautas al espacio y tendrán que depender de Rusia.

Así que mientras China, India, Corea del Sur y otras naciones que se inician en un nuevo programa espacial, se dirigen hacia el futuro, el programa espacial que fue su modelo, y la envidia del mundo durante cinco décadas, está a punto de desaparecer.

Air Jordan